Reglamento de Arbitraje y Conciliación v.11.7

 

INDICE

DISPOSICIONES PRELIMINARES

DISPOSICIONES GENERALES

REGLAMENTO DE ARBITRAJE
DISPOSICIONES GENERALES

CONVENIO ARBITRAL

TRIBUNAL ARBITRAL

CONFORMACIÓN DEL TRIBUNAL ARBITRAL

RECUSACIÓN DE ÁRBITROS

COMPETENCIA Y FACULTADES ARBITRALES

PROCEDIMIENTO ARBITRAL

ACTUACIONES ARBITRALES

CONCLUSIÓN EXTRAORDINARIA Y SUSPENSIÓN DEL PROCEDIMIENTO

LAUDO ARBITRAL

ANULACIÓN DEL LAUDO

  • Recurso de anulación (Artículo 62º)
  • Causales de anulación (Artículo 63º)
  • Interposición, fundamentación y plazo (Artículo 64º)
  • Compulsa (Artículo 65º)
  • Trámite del recurso (Artículo 66º)
  • Inadmisibilidad de recursos (Artículo 67º)

RECONOCIMIENTO Y EJECUCIÓN DE LAUDOS

  • Auxilio judicial para ejecución (Artículo 68º)
  • Solicitud de reconocimiento y ejecución (Artículo 69º)
  • Trámite de ejecución forzosa (Artículo 70º)

DEL ARBITRAJE COMERCIAL INTERNACIONAL

  • Caracterización (Artículo 71º)
  • Complementación normativa (Artículo 72º)
  • Normas aplicables al fondo (Artículo 73º)
  • Capacidad contractual (Artículo 74º)
  • Normas aplicables a la forma (Artículo 75º)
  • Validez del convenio arbitral (Artículo 76º)
  • Idioma (Artículo 77º)
  • Árbitros (Artículo 78º)

REGLAMENTO DE CONCILIACIÓN
DISPOSICIONES

  • Inicio de la Conciliación (Artículo 79º)
  • Solicitud (Artículo 80º)
  • Fecha de inicio de la Conciliación (Artículo 81º)
  • Plazo para cursar la invitación a Conciliar (Artículo 82º)
  • Responsabilidad (Artículo 83º)
  • Contenido de la invitación (Artículo 84º)
  • Nombramiento del Conciliador (Artículo 85º)
  • Representación de las partes y participación en las reuniones (Artículo 86º)
  • Observación de reglas (Artículo 87º)
  • Convenio de sometimiento a la Conciliación (Artículo 88º)
  • Procedimiento de Conciliación (Artículo 89º)
  • Funciones del Conciliador (Artículo 90º)
  • Asuntos de violencia familiar (Artículo 91º)
  • Carácter confidencial (Artículo 92º)
  • Conclusión de la Conciliación (Artículo 93º)
  • Modalidades del Acta de Conciliación (Artículo 94º)
  • Contenido del Acta de Conciliación (Artículo 95º)
  • Obligaciones ciertas, expresas y exigibles (Artículo 96º)
  • Suspensión de la aplicación del plazo de prescripción estipuladopor la legislación aplicable (Artículo 97º)
  • Conciliación en materia familiar (Artículo 98º)
  • Co conciliación (Artículo 99º)
  • Tasa de Registro (Artículo 100º)
  • Honorarios del Conciliador (Artículo 101º)
  • Depósitos (Artículo 102º)
  • Costas (Artículo 103º)
  • Exención de responsabilidad (Artículo 104º)

REGLAMENTO DE EVALUACIÓN NEUTRAL
DISPOSICIONES

  • Inicio de la Evaluación Neutral (Artículo 105º)
  • Procedimiento (Artículo 106º)

REGLAMENTO DE ARBITRAJE Y CONCILIACIÓN

DISPOSICIONES PRELIMINARES

Expresiones abreviadas.

A los efectos del presente Reglamento:

Se entender á por “Centro Boliviano de Arbitraje & Conciliación” o "CEBAC" o “el Centro” al Centro Boliviano de Arbitraje & Conciliación Soc. Civ.;

Se entenderá por “la Ley” a la Ley Nº 1770, de Arbitraje y Conciliación, de 10 de marzo de 1997;

Se entenderá por "demandante" la parte que inicie el arbitraje;

Se entenderá por "demandado" la parte contra la que se inicie el arbitraje y cuyo nombre figure en la Solicitud de arbitraje;

Se entenderá por "solicitante" la parte que inicie la Conciliación;

Se entenderá por "invitado" la parte a quien se invite a conciliar y cuyo nombre figure en la Solicitud de Conciliación;

Se entenderá por “Árbitro” a la persona encargada de dirimir una controversia entre dos o más personas mediante un procedimiento arbitral sea en  derecho, equidad o técncico, salvo que expresamente se refiera a un “Arbitraje en equidad ” en el cual el "Arbitrador" resolverá según la equidad y conforme a sus conocimientos y leal saber y entender (ciencia cierta y buena fe guardada) y "Arbitraje Técnico" en el cual resolverá conforme con su leal saber y entender -al igual que en equidad- pero calificado por ser un experto en la técnica o materia debatida.

El "Tribunal Arbitral" estará integrado por un Árbitro único o por todos los Árbitros cuando se haya nombrado a más de uno;

Las palabras utilizadas en singular incluirán el plural y viceversa, según cada caso.

Se entenderá por “Solicitud” a la demanda formulada  ante el CEBAC, por una persona distinta de éste, requiriendo se de inicio y el ulterior trámite de un determinado procedimiento arbitral o conciliatorio, por el cual el demandante pretende en justicia lo que a su derecho corresponde, derivada de una determinada situación de hecho.

Se entenderá por “Arbitraje acelerado” o “procedimiento arbitral acelerado” aquel método propio del CEBAC que faculta al Centro ejecutar un arbitraje reduciendo actuaciones y plazos procesales siempre y cuando así lo hubieren invocado expresamente las partes en el convenio arbitral o de común acuerdo decidan adoptar esta modalidad.

Se entenderá por "Evaluación Neutral" al procedimiento mediante el cual un tercero, experto e independiente de las partes, elegido de las listas del Centro, llamado Evaluador Neutral, recibe de éstas sus argumentos de hecho y de derecho, así como sus pruebas, con el propósito de ponderar la validez legal de sus respectivas posiciones y sugerirles recomendaciones sobre las cuales puedan concertar un acuerdo y resolver sus diferencias.

Sometimiento a las Reglas del CEBAC

El Centro Boliviano de Arbitraje & Conciliación administrará los procedimientos arbitrales y conciliatorios que le sean encomendados, tanto de carácter nacional como internacional, para la solución de controversias, con arreglo a lo dispuesto en las Reglas de Arbitraje y Conciliación, sin perjuicio de las disposiciones legales aplicables. A estos efectos, el presente Reglamento estará disponible en la  página web del CEBAC: www.cebac.com.bo.

El sometimiento al CEBAC se entenderá realizado como consecuencia de una Cláusula o Compromiso Arbitral anexo o incorporado a un contrato, o en su defecto, por mutuo acuerdo de las partes. Implicará también la competencia del CEBAC para la administración del Arbitraje y/o Conciliación, y la designación de los miembros del Tribunal Arbitral, en los términos previstos en el presente Reglamento de Arbitraje y Conciliación. Por el hecho de someterse al CEBAC, las partes se comprometen expresamente a cumplir la decisión del Tribunal Arbitral expresada en el Laudo o el  Acuerdo Conciliatorio arribado por las partes.

Ámbito de aplicación de este Reglamento

Cuando un convenio de arbitraje contemple un procedimiento de arbitraje en virtud del Reglamento de Arbitraje y Conciliación del CEBAC, dicho Reglamento se considerará parte de ese acuerdo de arbitraje y la controversia se resolverá de conformidad con el Reglamento tal como esté vigente en la fecha de inicio del arbitraje.

El presente Reglamento regirá el Arbitraje, la Conciliación y la Evaluación Neutral, excepto cuando una de sus normas entre en conflicto con una disposición de la Ley aplicable al Arbitraje y la Conciliación que las partes no puedan modificar, en cuyo caso prevalecerá esa disposición.

Mantenimiento de confidencialidad por el Centro, el Tribunal Arbitral y los Conciliadores

Salvo acuerdo en contrario de las partes, el Centro, los Árbitros y Conciliadores mantendrán el carácter confidencial del Arbitraje o la Conciliación, del Laudo y el acuerdo conciliatorio, en la medida en que contenga información que no pertenezca al dominio público, de cualquiera prueba documental o de otra índole divulgada durante el Arbitraje o Conciliación, a menos que lo exija una acción judicial en relación con el Laudo o que lo imponga la Ley.

Sin perjuicio de lo dispuesto anteriormente, el Centro podrá incluir información relativa al Arbitraje y la Conciliación en toda estadística global que aparezca en publicaciones relativas a sus actividades, o requerida por los órganos estatales correspondientes, siempre que esa información no permita la identificación de las partes ni las circunstancias particulares de la controversia.

Deber de confidencialidad en audiencias y sesiones

Nada de lo expresado, ventilado u ocurrido en todas y cada una de las audiencias celebradas o que se celebren, así como la información obtenida en virtud de la documentación aportada o lo dicho por terceros conocidos bajo estas circunstancias, podrá ser revelado, difundido o ventilado fuera de este procedimiento y deberá ser mantenido en estricta confidencialidad.

En la medida en que se autorice a un testigo el acceso a pruebas o a otra información obtenida en el arbitraje para preparar su testimonio, la parte que designe a ese testigo se responsabilizará de que éste mantenga el mismo grado de confidencialidad que se exige a esa parte.

Excepción al deber de confidencialidad

Las partes respetarán el deber de confidencialidad señalado en las presentes disposiciones y éste sólo podrá ser divulgado a terceros en la medida en que:

  1. Las partes lo autoricen;
  2. Caiga en el dominio público como resultado de un procedimiento ante un Tribunal nacional u otra autoridad competente;
  3. Deba ser divulgado para cumplir con un requisito legal impuesto a una parte o para establecer o proteger los derechos jurídicos de una parte frente a terceros;
  4. Se tenga conocimiento de la intención de cometer un delito. En este caso, el Tribunal Arbitral, Conciliadores, así como cualquier otro miembro del Centro,  podrá revelarlo para evitar la comisión de actos delictivos tipificados.

Renuncia a la acción por difamación

Las partes y, al aceptar su nombramiento los Árbitros y Conciliadores, convienen en que cualquier declaración o comentario escrito u oral formulado o utilizado por ellos o sus representantes durante la fase preparatoria del Arbitraje o de la Conciliación o en el transcurso de los mismos, no deberá ser invocado con objeto de entablar o apoyar cualquiera acción por difamación oral o escrita o cualquiera otra querella de esa naturaleza, pudiéndose invocar la presente disposición para oponerse a toda pretensión de ese tipo, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 15º, parágrafo IV de la Ley.

Aplicación supletoria del Código Civil y de Procedimiento Civil

El CEBAC se reserva el derecho de adoptar la decisión final en asuntos procesales, en los objetivos de los acuerdos y en cualquiera otra cuestión relacionada con la aplicación e interpretación de estos Reglamentos. El CEBAC se reserva también el derecho de suspender la administración de cualquier proceso de arbitraje por razones de conflicto con una ley, regulación de cualquier tipo o por razones de conducta de cualesquiera de las partes.

En conformidad con el artículo 97º de la Ley, el Tribunal Arbitral podrá facultativa y supletoriamente aplicar las normas del Código Civil y del Código de Procedimiento Civil, cuando las partes, el Reglamento institucional adoptado o el propio Tribunal no hayan previsto un tratamiento específico sobre la materia en cuestión.

Siendo ésta una facultad exclusiva del Tribunal Arbitral, las partes renuncian expresamente a invocar la no aplicación de estos códigos como causal de anulación del Laudo ante el propio Tribunal Arbitral o ante cualquier otro órgano jurisdiccional.

Modificaciones a la Ley

El presente Reglamento de Arbitraje y Conciliación se rige por la Ley Nº 1770, Ley de Arbitraje y Conciliación, de 10 de marzo de 1997, con las modificaciones permitidas conforme a los siguientes artículos:

  1. Artículo 7º (Reglas de interpretación) parágrafo III, permite la aplicación de normas propias en relación a la conformación del Tribunal Arbitral (Arts. 17º al 24º) y al procedimiento arbitral (Arts. 38º al 52º).
  2. Artículo 27º (Procedimiento de recusación) parágrafo I, permite remitirse al Reglamento de la Institución que administra el Arbitraje sobre el procedimiento de recusación de los Árbitros. (Arts. 28º y 29º).
  3. Artículo 39º (Determinación del procedimiento), faculta adoptar reglas de Arbitraje establecidas por la institución administradora del mismo.
  4. Artículo 41º (Prórroga de plazos), permite que los plazos sean prorrogados siempre que exista acuerdo de partes.
  5. Artículo 58º (Costas y Gastos) parágrafo I, faculta a la institución que administra un Arbitraje a regular las costas y gastos del Arbitraje.
  6. Artículo 87º parágrafo III (Principios aplicables) y 89º (Honorarios) de la Ley faculta a la Institución especializada y Centros de Conciliación a determinar los Reglamentos en Conciliación y establecer un Arancel de honorarios de Conciliadores y de gastos administrativos.

 

TITULO PRELIMINAR
CAPITULO ÚNICO
DISPOSICIONES GENERALES

Ámbito normativo

Artículo 1º (de la Ley).-

La Ley establece la normativa jurídica del Arbitraje y la Conciliación como medios alternativos de solución de controversias, que facultativamente pueden adoptar los sujetos jurídicos antes de someter sus litigios a los Tribunales ordinarios e inclusive durante su tramitación judicial.

Principios
Artículo 2º (de la Ley).- 

Los siguientes principios regirán al Arbitraje y la Conciliación como medios alternativos de solución de controversias:

  1. PRINCIPIO DE LIBERTAD, que consiste en el reconocimiento de facultades potestativas a las partes para adoptar medios alternativos al proceso judicial para la resolución de controversias;
  2. PRINCIPIO DE FLEXIBILIDAD, que consiste en el establecimiento de actuaciones informales, adaptables y simples;
  3. PRINCIPIO DE PRIVACIDAD, que consiste en el mantenimiento obligatorio de la necesaria reserva y confidencialidad;
  4. PRINCIPIO DE IDONEIDAD, que consiste en la capacidad para desempeñarse como Árbitro o Conciliador;
  5. PRINCIPIO DE CELERIDAD, que consiste en la continuidad de los procedimientos para la solución de las controversias;
  6. PRINCIPIO DE IGUALDAD, que consiste en dar a cada parte las mismas oportunidades de hacer valer sus derechos;
  7. PRINCIPIO DE AUDIENCIA, que consiste en la oralidad de los procedimientos alternativos;
  8. PRINCIPIO DE CONTRADICCIÓN, que consiste en la oportunidad de confrontación entre las partes.

 

TITULO I
REGLAMENTO DE ARBITRAJE
CAPÍTULO I
DISPOSICIONES GENERALES

Derechos sujetos a Arbitraje
Artículo 3º  (de la Ley).- 

Pueden someterse a Arbitraje las controversias surgidas o que puedan surgir de relaciones jurídicas contractuales o extracontractuales de las partes, mediante el ejercicio de su libre arbitrio sobre derechos disponibles y que no afecten al orden público, antes, en el transcurso o después de intentado un proceso judicial, cualquier fuere el estado de éste, extinguiéndolo o evitando el que podría promoverse.

Capacidad estatal
Artículo 4º (de la Ley).-  

  1. Podrán someterse a Arbitraje, las controversias en las que el Estado y las personas jurídicas de Derecho Público son partes interesadas, siempre que versen sobre derechos disponibles y deriven de una relación jurídica patrimonial de derecho privado o de naturaleza contractual.
  2. Conforme a lo establecido en el parágrafo anterior, el Estado y las personas jurídicas de Derecho Público tienen plena capacidad para someter sus controversias a Arbitraje nacional o internacional, dentro o fuera del territorio nacional, sin necesidad de autorización previa.

Arbitraje Testamentario
Artículo 5º (de la Ley).-  

  1. Salvando las limitaciones establecidas por el orden público sucesorio, el Arbitraje instituido por la sola voluntad del testador será válido, a efectos de resolver controversias que puedan surgir entre sus herederos y legatarios, con referencia a las siguientes materias:
    1. Interpretación de la última voluntad del testador;
    2. Partición de los bienes de la herencia;
    3. Institución de sucesores y condiciones de participación;
    4. Distribución y administración de la herencia.
  2. Cuando la disposición testamentaria no contemple la designación del Tribunal Arbitral o de la institución encargada del Arbitraje, se procederá a la designación del Tribunal Arbitral con auxilio jurisdiccional de conformidad a lo dispuesto por la Ley.
  3. A falta de disposiciones expresas en el testamento, se aplicarán a esta modalidad de Arbitraje las disposiciones contenidas en la Ley.

Materias excluidas de Arbitraje
Artículo 6º (de la Ley).- 

  1. No podrán ser objeto de Arbitraje:
    1. Las cuestiones sobre las que haya recaído resolución judicial firme y definitiva, salvo los aspectos derivados de su ejecución;
    2. Las cuestiones que versen sobre el estado civil y la capacidad de las personas;
    3. Las cuestiones referidas a bienes o derechos de incapaces, sin previa autorización judicial;
    4. Las cuestiones concernientes a las funciones del Estado como persona de derecho público.
  2. Las cuestiones laborales quedan expresamente excluidas del campo de aplicación de la Ley, por estar sometidas a las disposiciones legales que les son propias.

Reglas de interpretación
Artículo 7º (de la Ley).- 

  1. Cuando una disposición de la Ley otorgue a las partes la facultad de decidir libremente sobre una cuestión determinada, dicha facultad implicará la de autorizar a una tercera persona, natural o jurídica, a que adopte esa decisión.
  2. Cuando una disposición de la Ley se refiera a un acuerdo de partes celebrado o por celebrar, se entenderán comprendidas en ese acuerdo todas las disposiciones del Reglamento de Arbitraje que las partes hayan decidido adoptar.
  3. Las normas referidas a la conformación del Tribunal Arbitral y al procedimiento arbitral, son de carácter supletorio en relación a la voluntad de las partes. Estas, por mutuo acuerdo podrán proponer al Tribunal la modificación parcial o la complementación de las normas del procedimiento previstas en la Ley, siempre que no alteren los principios del Arbitraje y las materias excluidas del mismo.

Notificaciones y comunicaciones escritas
Artículo 8º (de la Ley).- 

  1. Para efectos anteriores al inicio del procedimiento arbitral, se considerará válidamente recibida toda notificación y cualquiera otra comunicación escrita que sea entregada personalmente al destinatario, o en su domicilio especial constituido, o en el establecimiento donde ejerza su actividad principal o en su residencia habitual.
  2. Cuando no se logre determinar ninguno de los lugares señalados en el parágrafo anterior, se considerará recibida toda notificación o comunicación escrita que haya sido remitida por carta certificada o cualquier otro medio que deje constancia del hecho, al último domicilio o residencia habitual conocidos.
  3. En los casos anteriores, se considerará recibida la notificación o comunicación en la fecha en que se haya realizado la entrega.
  4. Las notificaciones, serán válidas cuando se hicieren por correo, télex, facsímil u otro medio de comunicación que deje constancia documental escrita.

Competencia y auxilio judicial
Artículo 9º (de la Ley).- 

  1. En las controversias que se resuelvan con sujeción a la Ley, solo tendrá competencia el Tribunal Arbitral correspondiente. Ningún otro Tribunal o instancia podrá intervenir, salvo que sea para cumplir tareas de auxilio judicial.
  2. La autoridad judicial competente para prestar auxilio, en los casos establecidos será la calificada por Ley para conocer la causa o controversia en materia civil o comercial, en ausencia del Arbitraje. En defecto de ella, será la del lugar donde debe realizarse el Arbitraje si se hubiere previsto, a falta de ello y a elección del demandante, el del lugar de celebración del convenio arbitral o el del domicilio del demandado, o el de cualquiera de ellos, si son varios.

 

CAPÍTULO II
CONVENIO ARBITRAL

Formalización
Artículo 10º (de la Ley).- 

  1. El convenio arbitral se instrumenta por escrito, sea como cláusula de un contrato principal o por acuerdo separado del mismo. Su existencia deriva de la suscripción de un contrato principal o de un convenio arbitral específico o del intercambio de cartas, télex, facsímiles o de cualquier otro medio de comunicación, que deje constancia documental de la voluntad de ambas partes de someterse al Arbitraje.
  2. La referencia hecha en un contrato diferente a un documento que contenga el convenio arbitral constituye constancia del mismo, siempre que dicho contrato conste por escrito y que la referencia implique que el convenio arbitral forma parte del contrato.

Autonomía del convenio arbitral
Artículo 11º (de la Ley).-  

Todo convenio arbitral que forme parte de un contrato principal se considera como un acuerdo independiente de las demás estipulaciones del mismo.

Excepción de Arbitraje
Artículo 12º (de la Ley).-  

  1. El convenio arbitral importa la renuncia de las partes a iniciar proceso judicial sobre las materias o controversias sometidas al Arbitraje.
  2. La autoridad judicial que tome conocimiento de una controversia sujeta a convenio arbitral debe inhibirse de conocer el caso cuando lo solicite la parte judicialmente demandada. En este caso, dicha parte puede oponer excepción de Arbitraje en forma documentada y antes de la contestación. La excepción será resuelta sin mayor trámite, mediante resolución expresa.
  3. Constatada la existencia del convenio arbitral y sin lugar a recurso alguno, la autoridad judicial competente declarará probada la excepción de Arbitraje o, pronunciándose únicamente sobre la nulidad o ejecución imposible del convenio arbitral desestimará la excepción de Arbitraje.
  4. No obstante haberse entablado acción judicial, se podrá iniciar o proseguir las actuaciones arbitrales y dictar Laudo mientras la excepción esté en trámite ante el juez.

Renuncia al Arbitraje
Artículo 13º (de la Ley).-  

  1. La renuncia al Arbitraje será válida únicamente cuando concurra la voluntad de las partes. Será expresa o tácita.
  2. Las partes pueden renunciar expresamente al Arbitraje mediante comunicación escrita cursada al Tribunal Arbitral en forma conjunta, separada o sucesiva, en cuyo caso podrán recurrir a la vía jurisdiccional o a otros medios alternativos de solución de controversias que consideren convenientes.
  3. Se considera que existe renuncia tácita cuando una de las partes sea demandada judicialmente por la otra y no oponga una excepción de Arbitraje, conforme a lo establecido en la Ley.
  4. No se considera renuncia tácita al Arbitraje, el hecho que cualquiera de las partes, antes o durante el procedimiento arbitral, solicite de una autoridad judicial competente la adopción de medidas precautorias o que dicha autoridad judicial conceda el cumplimiento de las mismas.

 

CAPÍTULO III
TRIBUNAL ARBITRAL
SECCIÓN I
NORMAS GENERALES

Requisitos e incompatibilidad
Artículo 14º (de la Ley).- 

  1. La designación de Árbitro podrá recaer en toda persona natural que al momento de su aceptación cumpla los siguientes requisitos:
    1. Se encuentre en pleno ejercicio de su capacidad de obrar, conforme a la Ley civil;
    2. Reúna los requisitos convenidos por las partes o exigidos por la institución administradora del Arbitraje.
  2. Los funcionarios judiciales, miembros del Poder Legislativo, servidores públicos, funcionarios del Ministerio Público  y operadores de bolsa, se encuentran impedidos de actuar como Árbitros, bajo pena de nulidad del Laudo, sin perjuicio de la responsabilidad que les pueda corresponder por aceptar una designación arbitral.

Imparcialidad y responsabilidades
Artículo 15º (de la Ley).- 

  1. Los Árbitros no representan los intereses de ninguna de las partes y ejercerán sus funciones con absoluta imparcialidad e independencia.
  2. Las personas que acepten el cargo de Árbitro quedarán obligadas a cumplir su función conforme a lo pactado por las partes, lo establecido en el Reglamento institucional adoptado o lo prescrito por la Ley.  Los Árbitros serán responsables civil y penalmente por el ejercicio desleal o fraudulento de su función, por los daños ocasionados y por los delitos cometidos en el Arbitraje.
  3. El Árbitro que se niegue a la firma del Laudo será sancionado con la pérdida de sus honorarios. Igual penalidad se aplicará al Árbitro disidente que no fundamente por escrito las razones de su discrepancia o voto particular.
  4. La aceptación de Arbitraje hecha por una institución especializada la obliga a administrar el procedimiento con sujeción a lo pactado por las partes, lo establecido en su Reglamento institucional o lo prescrito por la Ley. En caso de incumplimiento la parte perjudicada tendrá acción contra la institución en la medida que resulte imputable, sin perjuicio de las que ésta a su vez pueda seguir contra los Árbitros.

Anticipos de gastos y honorarios
Artículo 16º (de la Ley).- 

Salvo pacto en contrario, la aceptación del cargo conferirá a los Árbitros y a la institución encargada de administrar el Arbitraje, el derecho de pedir a las partes un anticipo de los fondos que estimen necesarios para satisfacer los honorarios de los Árbitros y los costos y gastos de la administración del Arbitraje.

 

SECCIÓN II
CONFORMACIÓN DEL TRIBUNAL ARBITRAL

En aplicación del Artículo 7º parágrafos I y III de la Ley que faculta a las partes o a una tercera persona natural o jurídica, a determinar las normas referidas a la conformación del Tribunal Arbitral, éstas quedan redactadas de la siguiente forma:

Número de Árbitros
Artículo 17º.-

  1. Las partes podrán determinar libremente el número de Árbitros que necesariamente será impar. A falta de acuerdo, en procedimientos de Menor Cuantía (determinada por el Centro en su Arancel de Tasas Administrativas y Honorarios Profesionales) o cuantías indeterminadas o indeterminables el Arbitraje será con Árbitro único, por encima de este monto, el Tribunal Arbitral estará compuesto por tres Árbitros, a menos que el Centro determine, a su discreción, que es apropiado designar tres Árbitros dada la magnitud, complejidad u otras circunstancias del caso.
  2. A falta de acuerdo en el Arbitraje con tres Árbitros, cada parte nombrará uno y los dos Árbitros así designados nombrarán al tercero.
  3. En caso que las partes hubiesen optado expresamente por Arbitraje acelerado, el Tribunal estará compuesto por Árbitro único elegido por el CEBAC, en cuyo caso el Centro nombrará un Árbitro titular y un Árbitro sustituto.
  4. En caso que las partes hubiesen optado expresamente por Arbitraje de derecho, la designación de los Árbitros se ajustará igualmente a lo establecido en la presente sección, con la particularidad de que, en todos los casos, los Árbitros designados deberán reunir, salvo pacto en contrario, la condición de abogado en ejercicio.
  5. Los Árbitros nombrados por las partes son válidos así no cumplan con los requisitos adicionales fijados por el Centro. De cualquier manera deberán contar con las cualidades establecidas en los artículos 14º y 15º de la Ley.  

Designación por el CEBAC
Artículo 18º.-

  1. Las partes podrán facultar al CEBAC o a un tercero la designación de uno o todos los miembros del Tribunal Arbitral.
  2. El CEBAC designará a uno o todos los miembros del Tribunal Arbitral en el plazo de cinco (5) días en los siguientes casos:
    1. En  Arbitraje acelerado;
    2. En Arbitraje con Árbitro único, cuando las partes no logren ponerse de acuerdo sobre la designación del Árbitro en el plazo de 8 días;
    3. Cuando así lo señale el Convenio Arbitral;
    4. Cuando se hubiere vencido el plazo de ocho (8) días que tiene cada parte (o un tercero)  para designar al Árbitro;
    5. Cuando las partes expresamente delegan el nombramiento de Árbitros al Centro;
    6. Cuando los dos Árbitros designados por las partes no logren ponerse de acuerdo sobre el tercer arbitro, dentro de los ocho (8) días siguientes a la fecha de su nombramiento;    
    7. Cuando una de las partes no actúe conforme al procedimiento pactado para el nombramiento de Árbitros.
  3. El Centro podrá adoptar las medidas más convenientes para la designación de Árbitros, basándose en los siguientes criterios.
    1. El CEBAC podrá convocar a una sesión, a realizarse dentro de los cinco (5) días que tiene para la designación por el Centro;
    2. En la sesión, la Administración del Centro exhortará a los comparecientes a llegar a un acuerdo sobre la integración del Tribunal Arbitral. Si una de las partes no compareciere, o si las partes no se pusieren de acuerdo y no existiere otro medio para asegurar el nombramiento, el Centro efectuará la designación dentro del plazo de cinco (5) días aplicando el siguiente procedimiento; Cada parte seleccionará de la lista del Centro hasta cinco (5) nombres de Árbitros.
      En caso de coincidir alguno de los nombres propuestos en ambas listas, éste será el elegido.
      En caso de concurrir más de uno, se elegirá por especialidad de acuerdo a la controversia planteada, al tipo de Arbitraje y según la cuantía en disputa.
    3. Ante la imposibilidad de conformar el Tribunal Arbitral según al procedimiento anterior, el Centro considerará las condiciones requeridas por el convenio arbitral para la función arbitral y la cuantía en disputa, y tomará las  medidas  necesarias  para  garantizar el nombramiento de Árbitros independientes e imparciales, designando al Tribunal Arbitral en el plazo establecido; en su defecto se procederá al nombramiento de los Árbitros mediante sorteo según el siguiente procedimiento: Para hacer la designación, se separarán de la lista los Árbitros que se encuentren actuando por haber sido sorteados por el Centro.
      Si todos los Árbitros de la lista se encuentran actuando por sorteo, éste se realizará entre ellos, excluyendo a los que hayan sido nombrados para dos Tribunales y así sucesivamente, excluyendo siempre del sorteo los Árbitros con mayor número de nombramientos.
      Los Árbitros que estén actuando en demandas con cuantía indeterminada, podrán participar sin limitaciones en los sorteos.
    4. Cuando la elección de los Árbitros corresponda al Centro se hará por sorteo público. El sorteo se hará constar en acta suscrita por el Director o un funcionario del Centro. El sorteo podrá ser presenciado por las partes, sus apoderados y terceros interesados.
  4. La decisión que tome el Centro con referencia a la conformación del Tribunal Arbitral no admitirá recurso alguno, salvo el procedimiento legal de Recusación de Árbitros establecido en el presente reglamento.
  5. Designados los Árbitros por el Centro, éste comunicará a las partes para que en el plazo de diez (10) días, en su caso, presenten la recusación correspondiente, conforme al artículo 27º.
  6. El Centro podrá actuar de oficio a falta de solicitud de parte.

Comunicación con los Árbitros
Artículo 19º.-

Ninguna parte o persona que actúe por cuenta de ésta podrá establecer comunicación por separado con cualesquier de los candidatos a Árbitro salvo para debatir acerca de las aptitudes, la disponibilidad o la independencia del candidato en relación con las partes.

Designación del Secretario del Tribunal
Artículo 20º.-

  1. El Centro podrá designar un Secretario del Tribunal para realizar todas las actuaciones pre-arbitrales, que se inician con la demanda arbitral hasta la Audiencia de Instalación del Tribunal Arbitral.
  2. Los Árbitros que conforman el Tribunal Arbitral podrán ratificar al elegido por el Centro o escoger un Secretario del Tribunal de las listas del CEBAC, de conformidad con las partes.
  3. El Secretario facilitará el oportuno soporte administrativo, tendrá el expediente bajo su responsabilidad, será responsable de las notificaciones y coadyuvará al Tribunal en los actuados propios del procedimiento.

Falta o imposibilidad de ejercicio
Artículo 21º.-

  1. En caso de falta de ejercicio, muerte, incapacidad definitiva, incapacidad temporal mayor a veinte (20) días, renuncia, incompatibilidad legal o concurrencia de causal de recusación que imposibiliten el ejercicio de la función arbitral, se nombrará un sustituto, conforme a lo previsto en el siguiente artículo.
  2. En Arbitraje acelerado, el plazo señalado en el parágrafo anterior se reducirá a diez (10) días.
  3. La renuncia de un Árbitro o la aceptación de la interrupción de su mandato por ambas partes, no implicará la presunción de evidencia de los motivos o causales que pudieren dar lugar a dicha renuncia o separación.

Nombramiento de Árbitro sustituto
Artículo 22º.-

  1. A tiempo de presentar la demanda o la contestación, la parte podrá elegir el nombre de un Árbitro sustituto de las listas de Árbitros del CEBAC.
  2. Cuando un Árbitro haya cesado en su cargo por haberse dado uno de los casos previstos por el artículo 21º parágrafo 1, se procederá al nombramiento de un Árbitro sustituto observando el mismo procedimiento por el que se designó a quien se ha de sustituir.  Concretada  la  sustitución, el  Tribunal  Arbitral  podrá determinar si habrá de repetirse o no alguna o todas las audiencias celebradas con anterioridad, salvo que el Árbitro sustituto considere suficiente la lectura de las actuaciones.
  3. Salvo acuerdo en contrario de las partes, se suspenderán las actuaciones mientras la sustitución esté pendiente.

Notificación, aceptación del cargo y renuncia
Artículo 23º.-

  1. La designación de los miembros del Tribunal Arbitral será notificada a cada uno de los Árbitros designados.
  2. Si dentro de ocho (8) días computables a partir de la fecha de su notificación la persona designada como Árbitro no aceptare por escrito la designación, se entenderá que renuncia a su nombramiento y se procederá a nombrar al Árbitro sustituto si hubiere o a uno nuevo.
  3. El Centro notificará a las partes el establecimiento del Tribunal Arbitral.
  4. A petición del Árbitro, éste podrá renunciar a su nombramiento como Árbitro con el consentimiento de las partes o por el Centro.
  5. Independientemente de cualquiera petición del Árbitro, las partes podrán conjuntamente dejar sin efecto el nombramiento del Árbitro. Las partes deberán notificar inmediatamente este hecho al Centro.
  6. A sugerencia de una de las partes o por iniciativa propia, el Centro podrá dejar sin efecto el nombramiento del Árbitro en caso de que exista una imposibilidad de derecho o de hecho que impidiera a éste ejercer sus funciones de Árbitro, o si el Árbitro no cumple sus funciones. En tal caso, se ofrecerá a las partes la oportunidad de expresar sus puntos de vista al respecto. En cualquier caso, el Árbitro deberá ser sustituido según lo estipulado en el  presente reglamento.

Elección de presidente
Artículo 24º.-

En el Arbitraje con tres o más Árbitros, los miembros del Tribunal Arbitral designarán por mayoría a uno de ellos en calidad de Presidente. Si no llegaran a un acuerdo en la primera reunión, el Árbitro de mayor edad ejercerá las funciones de Presidente.

 

SECCIÓN III
RECUSACIÓN DE ÁRBITROS

Obligaciones de informar
Artículo 25º (de la Ley).- 

  1. La persona que fuere consultada para ser designada Árbitro, tendrá la obligación de informar por escrito a las partes o a la institución administradora del Arbitraje, sobre posibles causales de recusación u otras circunstancias que pudieren comprometer su imparcialidad.
  2. Asimismo, el Árbitro desde el momento de su nombramiento y durante el procedimiento arbitral tendrá la obligación de revelar sin demora acerca de tales causales, salvo que ya hubiere informado a las partes sobre el particular con anterioridad a su designación.
  3. Las partes podrán dispensar expresa o tácitamente las causales de recusación que fueren de su conocimiento. En este caso, el Laudo no podrá ser impugnado invocando dicha causal. Se considerará, que existe dispensación tácita de una causal de recusación, cuando se omita plantearla dentro del término fijado al efecto.

Causales de recusación
Artículo 26º (de la Ley).-  

  1. Un Árbitro podrá ser recusado sólo en los siguientes casos:
    1. Por cualquiera de las causales establecidas en el Código de Procedimiento Civil (Reformado por Ley Nº 1760, Ley de Abreviación Procesal Civil y de Asistencia Familiar de 28 de febrero de 1997);
    2. Por inexistencia de los requisitos personales y profesionales convenidos por las partes o establecidos por la institución encargada de administrar el Arbitraje.
  2. Una parte sólo podrá recusar al Árbitro nombrado por ella o en cuyo nombramiento haya participado, por causales conocidas después de haberse efectuado la designación.

 

En aplicación de los artículos 27º parágrafo I y 29º parágrafo I de la Ley, se modifica el procedimiento de recusación, quedando redactado de la siguiente forma:

Procedimiento de recusación
Artículo 27º.-

  1. La parte recusante que opte por plantear la recusación ante el Tribunal Arbitral, con copia al Centro, al Árbitro recusado y a la otra parte, presentará la misma con exposición de las causales de recusación, acompañando pruebas, dentro de los diez (10) días siguientes que tome conocimiento de la conformación del Tribunal Arbitral o 24 horas de haber tenido conocimiento de cualesquiera de las causales mencionadas en el artículo 26º.
  2. En Arbitraje Acelerado, el plazo para la recusación será dentro de los cinco (5) días después de tomar conocimiento del nombramiento del Árbitro o dentro de las 24 horas de conocer cualesquiera de las causales establecidas en el artículo 26º.
  3. Cuando el Árbitro haya sido recusado por una parte, la otra parte tendrá derecho a responder a la recusación y, si ejerce este derecho, deberá enviar, en el plazo de cinco (5) días después de haber recibido la notificación a que se hace referencia en el Artículo 20º, una copia de su respuesta al Tribunal Arbitral, al Centro, a la parte que haya formulado la recusación y al Árbitro.
  4. La otra parte podrá estar de acuerdo con la recusación o el Árbitro podrá renunciar voluntariamente. En cualquier caso, el Árbitro deberá ser sustituido sin que ello implique que las razones de la recusación fueran válidas.

Decisión sobre la recusación
Artículo 28º.-

  1. Si la otra parte no está de acuerdo con la recusación y si el Árbitro recusado no renuncia, la decisión sobre la recusación la tomará el Centro de conformidad con sus procedimientos internos. Dicha decisión es de carácter administrativo y será definitiva. No se exigirá del Centro que explique las razones de su decisión.
  2. Contra la decisión adoptada, no corresponderá recurso alguno ni auxilio judicial y la parte recusante no podrá hacer valer la recusación desestimada como causal al solicitar la anulación del Laudo.

Suspensión del procedimiento arbitral
Artículo 29º.-

  1. El Tribunal, a su entera discreción, podrá suspender o continuar el procedimiento arbitral mientras esté pendiente la recusación.
  2. Tratándose de un solo Árbitro, el procedimiento arbitral se paralizará mientras se sustancie la recusación o si la misma alcanzare a la mayoría de los miembros del Tribunal.

 

SECCIÓN IV
COMPETENCIA Y FACULTADES ARBITRALES

Resoluciones
Artículo 30º (de la Ley).-  

  1. Las decisiones, acuerdos y Laudos del Tribunal Arbitral cuando se tenga más de un Árbitro, se resolverán por mayoría de votos de la totalidad de sus miembros.
  2. Salvo disposición en contrario del Tribunal Arbitral, las providencias de mero trámite serán dictadas por su Presidente.
  3. La recepción de las pruebas sólo podrá realizarse con la presencia de la totalidad de Árbitros.

Facultades
Artículo 31º (de la Ley).- 

   Son facultades de los Árbitros:

  1. Impulsar el procedimiento, disponiendo de oficio las medidas que sean necesarias a tal efecto;
  2. Disponer en cualquier estado del procedimiento las diligencias convenientes para esclarecer la verdad de los hechos controvertidos, pudiendo a tal fin solicitar aclaraciones, informaciones complementarias y las explicaciones que estimen necesarias, respetando el derecho de defensa de las partes;
  3. Intentar en todo momento una Conciliación entre las partes con referencia a la materia arbitrada, aplicando el procedimiento establecido en el Título III si las partes no acordasen otro;
  4. Resolver las cuestiones accesorias que surjan en el curso del procedimiento.

Competencia en casos especiales
Artículo 32º (de la Ley).-   

  1. El Tribunal Arbitral tendrá facultad para decidir acerca de su propia competencia y de las excepciones relativas a la existencia, validez y eficacia del convenio arbitral.
  2. La decisión arbitral que declare la nulidad de un contrato, no determinará de modo necesario la nulidad del convenio arbitral.

Excepciones
Artículo 33º (de la Ley).-  

  1. La excepción de incompetencia del Tribunal podrá fundarse en la inexistencia de materia arbitrable o en la inexistencia, nulidad o caducidad del convenio arbitral.  Podrá ser opuesta hasta el momento de presentar la contestación de la demanda, aunque el excepcionista haya designado Árbitro o participado en su designación.
  2. La excepción referida a un eventual exceso del mandato del Tribunal Arbitral, deberá oponerse dentro de los cinco (5) días siguientes al conocimiento del acto y durante las actuaciones arbitrales, concretando la materia que supuestamente exceda dicho mandato.
  3. En cualquiera de los casos referidos en los parágrafos anteriores, el Tribunal Arbitral podrá considerar una excepción presentada más tarde, cuando considere justificada la demora u omisión.

Tramitación y recurso judicial
Artículo 34º (de la Ley).- 

  1. El Tribunal Arbitral podrá decidir la excepción de incompetencia, como cuestión previa o a tiempo de dictarse el Laudo.
  2. Cuando, el Tribunal Arbitral declare como cuestión previa que carece de competencia, se darán por concluidas las actuaciones arbitrales debiendo restituirse la documentación a las partes que la presentaron.
  3. Si el Tribunal Arbitral se declara competente, cualquiera de las partes dentro de los treinta (30) días siguientes de notificada la decisión, podrá solicitar de la autoridad judicial competente que resuelva la cuestión, y su resolución será inapelable; mientras esté pendiente la solicitud, el Tribunal Arbitral podrá proseguir sus actuaciones y dictar Laudo.

Disposición de medidas precautorias
Artículo 35º (de la Ley).-  

  1. Salvo acuerdo en contrario de partes y a petición de una de ellas, el Tribunal Arbitral podrá ordenar las medidas precautorias que estime necesarias, respecto del objeto de la controversia.
  2. El Tribunal Arbitral podrá exigir a la parte que solicite la medida precautoria una contra-cautela adecuada, a fin de asegurar la indemnización de daños y perjuicios en favor de la parte contraria  para el caso que la pretensión se declare infundada.

Auxilio judicial para ejecución de medidas
Artículo 36º (de la Ley).-  

  1. Para la ejecución de medidas precautorias, producción de pruebas o  cumplimiento de medidas compulsorias, el Tribunal Arbitral o cualquiera de las partes podrá disponer o pedir, respectivamente, el auxilio de la autoridad judicial competente del lugar donde deba ejecutarse la medida o practicarse una diligencia dispuesta por el Tribunal Arbitral.
  2. Al efecto anterior, el Tribunal Arbitral oficiará a la autoridad judicial competente y acompañará una copia auténtica del convenio arbitral y de la resolución que dispone la medida precautoria o compulsoria.

Prestación de auxilio judicial
Artículo 37º (de la Ley).- 

  1. En el ámbito de su competencia y de conformidad con las disposiciones legales pertinentes, la autoridad judicial cuyo auxilio se solicitare, deferirá a la solicitud sin sustanciación en un plazo máximo de cinco (5) días de recibida.
  2. Salvo que la medida solicitada sea contraria al orden público, la autoridad judicial competente se limitará a cumplir la solicitud sin juzgar sobre su procedencia o improcedencia ni admitir oposición o recursos.

 

En aplicación del Artículo 7º parágrafos I y III de la Ley que faculta a las partes o a una tercera persona natural o jurídica a determinar las normas referidas al procedimiento arbitral, éstas se establecen de la siguiente forma:

 

CAPÍTULO IV
PROCEDIMIENTO ARBITRAL
SECCIÓN I
NORMAS GENERALES

Representación y patrocinio
Artículo 38º.-

  1. Las partes actuarán directamente o a través de sus representantes. Igualmente, podrán obtener la asistencia y patrocinio de abogados o ejercer la defensa de sus intereses por sí mismas.
  2. De estar representada alguna de las partes, ésta será designada por mandato expreso. Los nombres, direcciones, números de teléfono, fax, correo electrónico u otras referencias con fines de comunicación de los representantes deberán ser comunicados al Centro, a la otra parte y, después de su establecimiento, al Tribunal.
  3. Cada parte se asegurará de que sus representantes tengan suficiente tiempo disponible para permitir que el Arbitraje se realice con rapidez y eficacia.

Determinación del procedimiento
Artículo 39º.-

  1. Las partes tendrán la facultad de convenir el procedimiento al que deberá someterse el Tribunal Arbitral o de adoptar las reglas de Arbitraje establecidas por el CEBAC.
  2. A falta de acuerdo el presente Reglamento es de cumplimiento obligatorio por los Árbitros y las partes que acudan al Centro.
  3. El CEBAC resolverá de oficio o a petición de cualesquiera de las partes y de los Árbitros cualquiera duda que pudiera surgir con referencia a la interpretación  de este Reglamento.
  4. En el marco del principio de Celeridad, el Tribunal se asegurará que el procedimiento arbitral se desarrolle con la debida rapidez y eficacia. A petición de una de las partes o por iniciativa propia, el Tribunal podrá, en casos excepcionales, extender un plazo fijado por el presente Reglamento, por el propio Tribunal o acordado por las partes.
  5. En todos los casos, el Tribunal se asegurará de que se trate a las partes con igualdad y que se dé a cada una de ellas una oportunidad adecuada de hacer valer sus medios de defensa.
  6. Se considerará que la parte que siga adelante con el Arbitraje sabiendo que no se ha cumplido alguna disposición o requisito del presente Reglamento, o alguna instrucción del Tribunal, sin expresar prontamente su objeción a tal incumplimiento, renuncia a su derecho a objetar.

Impulso procesal pre arbitral e inicio del procedimiento arbitral
Artículo 40º.-

  1. El necesario impulso procesal de la fase pre arbitral  que se inicia con la Solicitud (demanda) arbitral hasta la Audiencia de Instalación del Tribunal Arbitral, estará a cargo de la Administración del Centro.
  2. El Centro convocará a las partes a una sesión preparatoria del Arbitraje en la que las partes podrán convenir el número de Árbitros y su elección, idioma y demás cuestiones concernientes con el Arbitraje.
  3. Si las circunstancias lo ameritan, en la sesión preparatoria el Centro buscará el avenimiento total o parcial de las partes mediante un procedimiento previo de Conciliación.
  4. El CEBAC podrá, atendidas las circunstancias del caso, modificar los plazos que el Reglamento establece para esta fase previa, notificar con la demanda y, en su caso, con la reconvención, así como decidir nuevos trámites y solicitar documentos cuando así lo considere necesario.
  5. En caso que las partes hubieses conferido facultades expresas al Centro para la designación de un Árbitro Temporal con competencia para tomar medidas preparatorias y precautorias de urgencia previas a la constitución del Tribunal Arbitral, se aplicará el siguiente procedimiento:
    1. El Árbitro Temporal será nombrado por el Centro dentro de dos (2) días hábiles siguientes a la recepción de la comunicación con la medida solicitada debidamente justificada.
    2. La persona que fuere consultada para ser designada Árbitro deberá cumplir con las obligaciones establecidas en el artículo 25º.
    3. El Árbitro designado deberá establecer, en el plazo de 48 horas, una agenda de actividades para la discusión sobre la solicitud de la medida preparatoria invocada. Dichas actuaciones deberán otorgar una oportunidad razonable a las partes para presentar sus puntos de vista.
    4. El Árbitro Temporal tendrá las facultades conferidas al Tribunal Arbitral en el artículo 35º de este Reglamento, incluyendo la facultad para decidir sobre su propia competencia y deberá resolver cualquiera disputa relacionada con la aplicación de este parágrafo.
    5. El Árbitro podrá recurrir al auxilio judicial para la aplicación o práctica de la medida solicitada conforme al artículo 36º de la Ley.
    6. El Laudo provisional deberá ser fundamentado y podrá ser modificado o anulado por causas que así lo ameriten.
    7. El Árbitro Temporal no tendrá poder para actuar después de la constitución del Tribunal Arbitral. Una vez que el Tribunal haya sido constituido, el Tribunal puede reconsiderar, modificar o anular el Laudo provisional u orden de medida de urgencia  dictado por el Árbitro Temporal. El Árbitro Temporal no podrá actuar como miembro del Tribunal a menos que las partes acuerden lo contrario.
  6. Salvo acuerdo diverso de partes, el procedimiento arbitral se iniciará cuando todos los Árbitros hayan notificado a las partes por escrito su aceptación de la designación.
  7. El Centro transmitirá el expediente al Tribunal Arbitral tras su nombramiento.

Domicilio especial y notificaciones
Artículo 41º.-

  1. Las partes junto con la correspondiente Solicitud (demanda) o contestación deberán señalar domicilio especial, con precisión, dentro del radio urbano o localidad donde funcione el Tribunal Arbitral, que se reputará subsistente para todos los efectos legales mientras no se haya constituido otro.
  2. Las notificaciones con providencias de mero trámite, Laudos interlocutorios, citaciones, emplazamientos y requerimientos serán válidas si son enviadas o transmitidas al número de facsímil o cuenta de correo electrónico señalado junto con el domicilio especial.
  3. Cuando alguna de las partes no hubiere señalado domicilio especial en la forma prevista por el parágrafo 1., tendrá la obligación de apersonarse los días martes y viernes de cada semana para notificarse con las actuaciones correspondientes. Si no lo hiciere, se la tendrá por notificada, excepto cuando se trate de notificaciones con el Laudo arbitral, a cuyo caso se aplicará lo establecido en el artículo 8º de este reglamento.
  4. Las partes que se encuentren presentes en audiencia, podrán ser válidamente notificadas en la misma.

Plazos
Artículo 42º.-

  1. Los plazos establecidos en el presente Reglamento comenzarán a correr a partir del día siguiente hábil al de la respectiva notificación en forma ininterrumpida, en base a días calendario. Vencen el último momento hábil del horario de funcionamiento del Centro del día respectivo; sin embargo, si resultare que el último día corresponde a día no laborable, el plazo quedará prorrogado hasta el primer día hábil siguiente. Los feriados oficiales o días no laborables que ocurran durante el transcurso del plazo se incluirán en el cómputo del plazo.
  2. Los plazos previstos en el presente Reglamento podrán ser prorrogados, reducidos o suspendidos siempre que exista acuerdo expreso de partes y sean comunicados oportunamente al Tribunal Arbitral o por disposición fundamentada del Tribunal Arbitral.
  3. A los efectos de determinar la fecha de inicio de un plazo, se considerará que una notificación o cualquiera otra comunicación ha sido recibida en la fecha en que haya sido recibida o, en el caso de las telecomunicaciones, en la fecha en que haya sido transmitida de conformidad con el artículo 8º de este Reglamento y al parágrafo 1. del presente Artículo.
  4. A los efectos de determinar el cumplimiento de un plazo, se considerará que una notificación u otra comunicación ha sido enviada, efectuada o transmitida si ésta ha sido expedida, de conformidad con el artículo 8º de este Reglamento y al parágrafo 1. del presente Artículo, a más tardar el día en que expire tal plazo.

Solicitud de Arbitraje (demanda)
Artículo 43º.-

  1. Con el contrato que incorpore un convenio arbitral, la parte que solicita el servicio arbitral deberá dirigir al Centro Boliviano de Arbitraje & Conciliación (CEBAC) una Solicitud de arbitraje con la respectiva demanda, para lo cual se podrá utilizar el modelo propuesto por el  CEBAC que podrá ser completado o descargado de  la página web (www.cebac.com.bo).
  2. La citada Solicitud (demanda) de que la controversia se someta a Arbitraje deberá contener, al menos, la información siguiente:
    1. Nombre, denominación o razón social, domicilio, dirección especial, números de teléfono y fax, correo electrónico del demandante o del representante legal si se tratare de persona jurídica;
    2. Nombre, denominación o razón social, domicilio, números de teléfono y fax, correo electrónico o cualquiera otra referencia de las partes demandadas a efectos de notificación con la demanda;
    3. Referencia al Convenio Arbitral, en cualquiera de las formas previstas en el Art.10º de la Ley;
    4. Una referencia al contrato del que resulte el litigio o con el cual el litigio esté relacionado;
    5. Cualesquiera indicaciones útiles relacionadas con el número de Árbitros y su elección, idioma y demás cuestiones concernientes con el Arbitraje;
    6. Si corresponde, proposición de Árbitro de parte y sustituto del mismo,  elegidos de las listas de Árbitros del CEBAC;
    7. Relación de los hechos más relevantes en orden cronológico, que dan lugar a la reclamación;
    8. Pretensión en términos claros y concretos;
    9. Cuantía, cuando su estimación fuere posible;
    10. Si corresponde, cuantía reclamada por concepto de daños y perjuicios debidamente justificados en  documentos adjuntos;
    11. Relación de pruebas y otros documentos pertinentes que se adjuntan, así como las que se presentarán más adelante.
  3. Junto con la Solicitud de Arbitraje, se deberán presentar al CEBAC los siguientes documentos:
    1. Original del Contrato principal del cual deviene la controversia que incorpore una cláusula arbitral válida o si corresponde, el convenio arbitral anexo al contrato (compromiso arbitral);
    2. Si corresponde, testimonio original de mandato legal que confiere la parte demandante para ser representado;
    3. Pruebas documentales;
    4. Otros documentos que se considere pertinentes aportar (fotocopias de C.I., extractos bancarios, escrituras públicas, recibos de pago, etc.);
    5. Certificado de cancelación al CEBAC de la Tasa de Registro según tablas ó, en su caso, original de depósito bancario sin cuyo pago no será aceptada la Solicitud, conforme al artículo 58º de este Reglamento.
  4. El CEBAC, una vez verificados todos los requisitos, califica la Solicitud con la demanda para dar curso al proceso mismo y emplaza a la otra parte a presentarse y contestar la demanda. Si la demanda fuere observada por no cumplir con los requisitos mínimos, el CEBAC requerirá su complementación antes de correr traslado.
  5. El CEBAC podrá rechazar el Arbitraje propuesto cuando, a su juicio:
    1. Verifique, a primera vista, que no existe entre las partes un Convenio Arbitral válido o que el Convenio existente no señala claramente la posibilidad de llevar a cabo  el Arbitraje en el CEBAC;
    2. Existan defectos de forma susceptibles de afectar en un futuro a la cláusula con una causal de nulidad que pudiera ser invocada por las partes ó que puedan dejar sin efecto el Laudo arbitral;
    3. No se incluyan en la Solicitud de Arbitraje los documentos que justifiquen la pretensión de la parte demandante;
    4. No se haya complementado la Solicitud según requerimiento del CEBAC, en el plazo de 10 días;
    5. Concurran circunstancias excepcionales que así lo aconsejen.
  6. En los casos en que, con posterioridad al nombramiento de Árbitros, se hayan alegado una o varias excepciones relativas a la inexistencia nulidad o caducidad del Convenio Arbitral, ésta decisión no prejuzgará la admisibilidad ni el fundamento de estas excepciones, correspondiendo a los Árbitros, en el oportuno momento procesal, decidir sobre su propia competencia.
  7. Cualquiera declaración, notificación u otra comunicación por escrito, solicitada o permitida en virtud del presente Reglamento, así como toda prueba documental, deberá ser presentada en tantas copias legibles como sean las partes interesadas y una copia para cada uno de los miembros del Tribunal, debiendo quedar el original en custodia del Centro.
  8. Los documentos presentados al Centro deberán ser debidamente numerados correlativamente.
  9. El Centro colocará el cargo con la fecha y hora de recepción, así como el número de documentos en original y en copia. El cargo será firmado por el responsable receptor.

Contestación a la Demanda
Artículo 44º.-

  1. Presentada la Solicitud con la demanda, la parte o partes demandadas una vez notificadas, tendrán un plazo de diez (10) días para contestar a la misma observando los requisitos establecidos en el artículo 44º en todo lo que fuere aplicable, en especial:
    1. Señalará domicilio procesal especial, incluyendo número de teléfono, fax y correo electrónico a efectos de notificaciones;
    2. Expondrá con claridad y precisión los hechos que alegare como fundamento de su defensa y deberá pronunciarse sobre la autenticidad de los documentos acompañados y cuya autoría le fuere atribuida. Su silencio o evasiva se tendrá como admisión de los hechos y de la autenticidad de los documentos;
    3. Podrá acompañar todas las pruebas necesarias para la mejor defensa de sus intereses e indicará las demás que pretendiere presentar;
    4. Podrá presentar la excepción de incompetencia prevista en el artículo 33º de este Reglamento;
    5. Si corresponde, propondrá al Árbitro de parte y sustituto del mismo,  elegidos de las listas de Árbitros del CEBAC;
    6. Incluirá cualesquiera indicaciones útiles relacionadas con el número de Árbitros y su elección, idioma y demás cuestiones concernientes con el Arbitraje.
  2. La falta de contestación a la demanda, no impedirá la continuación del procedimiento arbitral, la conformación del Tribunal Arbitral y el posterior sometimiento de la cuestión conflictiva al conocimiento del Tribunal Arbitral.

Enmiendas a la demanda o contestación y reconvención
Artículo 45º.-

  1. Salvo acuerdo en contrario entre las partes, cualesquiera de las partes podrá enmendar o ampliar la demanda o contestación una vez conformado el Tribunal Arbitral y hasta un día antes de la primera actuación de recepción de pruebas referida en el artículo 49º, a menos que el Tribunal considere inapropiado permitir esa gestión habida cuenta de su naturaleza o de la demora que ello supone y de las disposiciones del artículo 39º parágrafos 4, 5 y 6.
  2. La parte demandada que desee presentar una demanda reconvencional, deberá formularla en la contestación a la demanda o, en circunstancias excepcionales, en una etapa ulterior de las actuaciones determinada por el Tribunal.
  3. La parte demandante puede contestar a la demanda reconvencional, en un plazo de diez (10) días a contar desde su notificación. Esa reconvención deberá observar los mismos requisitos señalados en el Artículo 44º y la respuesta según el artículo 45º de este Reglamento.

 

SECCIÓN II
ACTUACIONES ARBITRALES

Lugar e idioma del Arbitraje
Artículo 46º.-

  1. A menos que las partes hayan llegado a un acuerdo en contrario, el lugar del Arbitraje será la ciudad de La Paz, en dependencias del Centro Boliviano de Arbitraje & Conciliación.
  2. Previa consulta con las partes, el Tribunal Arbitral podrá celebrar las audiencias en el lugar que considere apropiado.
  3. Se considerará que el Laudo ha sido dictado en el lugar del Arbitraje.
  4. A menos que las partes hayan llegado a un acuerdo en contrario, el idioma del Arbitraje será el castellano, salvo mejor parecer del Tribunal que tomará en cuenta cualquiera observación formulada por las partes y de las circunstancias del Arbitraje, en cuyo caso, el Tribunal Arbitral designará traductores autorizados por el Centro.
  5. El Tribunal podrá ordenar que los documentos presentados en idiomas distintos al idioma del Arbitraje sean traducidos, total o parcialmente al idioma del Arbitraje, por el Perito autorizado por el Centro.

Forma de las actuaciones arbitrales
Artículo 47º.-

  1. Salvo que se establezca lo contrario en el presente Reglamento o que el Tribunal así lo permita, ninguna parte o persona que actúe en su nombre establecerá comunicación por separado con el Tribunal respecto de una cuestión de fondo relativa al Arbitraje. Las comunicaciones que se refieran exclusivamente a cuestiones de organización, tales como las instalaciones, el lugar, la fecha o la hora de las audiencias se efectuarán a través del Centro.
  2. A la recepción del expediente por parte del Tribunal, se  darán por convalidadas todas las actuaciones pre arbitrales señaladas en el artículo 40º, salvo que, a su juicio, expresamente requiera la subsanación de cualquiera actuación previa a la conformación del Tribunal Arbitral.
  3. El Tribunal Arbitral constituido deberá redactar, sobre la base del expediente, un acta que precise su misión y convocará, en el plazo de diez (10) días a partir de la fecha de inicio del procedimiento arbitral a una audiencia de Instalación con las partes a efectos de organizar y planificar las actuaciones subsiguientes, fijando, en lo posible, las audiencias que a su juicio estime convenientes y las fechas de realización de las mismas. Cualquiera modificación ulterior de dicho calendario procesal deberá notificarse a la Administración del Centro y a las partes.
  4. El Tribunal Arbitral deberá remitir a la Administración del Centro el Acta de Misión firmada por las partes y por el Tribunal Arbitral, junto con el calendario procesal. Si una de las partes no firma el Acta de Misión, el Tribunal Arbitral la someterá a la Administración del Centro para su aprobación sin perjuicio de la continuación del procedimiento arbitral. El Acta de Misión deberá contener:
    1. El nombre completo de las partes;
    2. El domicilio de las partes para efectos de notificaciones durante el arbitraje;
    3. Una exposición sucinta de las pretensiones de las partes incluyendo, en la medida de lo posible, la indicación de la suma reclamada;
    4. Una lista de los puntos litigiosos a resolver;
    5. El nombre completo y domicilio de los árbitros;
    6. La indicación de las modificaciones por acuerdo de partes a las reglas procesales aplicables;
  5. El Tribunal decidirá si han de celebrarse una o más audiencias para la sustentación de posiciones y presentación de alegaciones, práctica de pruebas testimoniales (incluso de peritos) y la emisión de conclusiones o alegatos finales, o si las actuaciones se sustanciarán solamente por escrito sobre la base de documentos y demás pruebas. No obstante, a menos que se hubiese convenido que no se celebren audiencias, los Árbitros las señalarán, en la fase apropiada de las actuaciones, a petición de una o ambas partes.
  6. El Tribunal comunicará a las partes, con por lo menos tres (3) días de antelación, la fecha, la hora y el lugar de cada audiencia. En caso necesario, este plazo podrá ser modificado por decisión de las partes o disposición del Tribunal Arbitral.
  7. En todo caso, el Tribunal Arbitral deberá concentrar todas las actuaciones en el menor número de audiencias posibles, las cuales, salvo mejor parecer del  Tribunal existiendo circunstancias excepcionales, no podrán durar más de tres días.
  8. Las partes deberán convocar a la audiencia a las personas que sean necesarias para poder informar adecuadamente al Tribunal acerca de la controversia.
  9. Las actuaciones arbitrales serán registradas por medios mecánicos, digitales, analógicos o escritos, debiendo quedar los archivos bajo responsabilidad del secretario del Tribunal para su posterior utilización cuando sea pertinente.
  10. De todas las alegaciones escritas, documentos y demás instrumentos que una parte aporte a los Árbitros se dará traslado a la otra parte. Asimismo, se pondrán a disposición de las partes los documentos, dictámenes periciales y otros instrumentos probatorios en que los Árbitros puedan fundar su decisión.
  11. El Tribunal enviará al Centro una copia de cada una de las decisiones que formule.
  12. En caso que las partes hubieren optado por el procedimiento Acelerado en Arbitraje, éste se sujetará a las siguientes reglas, sin perjuicio de aplicar las demás normas que incumban del presente Reglamento:
    1. El Tribunal Arbitral decidirá si se celebrará una audiencia en la que se concentren la presentación de alegaciones, práctica de pruebas testificales o periciales y alegatos finales, o si las actuaciones se sustanciarán solamente por escrito. En todo caso, las pruebas documentales deben adjuntarse con la demanda o contestación.
    2. Cuando corresponda, la audiencia deberá haber tenido lugar y las actuaciones deberán haber sido declaradas cerradas a más tardar dentro del mes siguiente al establecimiento del Tribunal Arbitral. Si no hubiere impedimento alguno, el Laudo final se deberá dictar dentro del mes siguiente.
    3. Si las actuaciones no se declaran cerradas dentro del plazo especificado en el parágrafo anterior, el Tribunal deberá comunicar al Centro sobre el desarrollo del Arbitraje y las causas que justifiquen el retraso. De la misma manera, deberá enviar otro informe similar al Centro al final de cada período de un mes hasta que se declare el cierre de las actuaciones.
    4. Si el Laudo final no se dicta en el plazo de un mes después de terminadas las actuaciones, el Tribunal deberá enviar al Centro una explicación por escrito de la demora, junto con una copia para cada una de las partes. Asimismo enviará otra explicación similar con copia para cada una de las partes al final de cada período consecutivo de un mes hasta que se dicte el Laudo definitivo.

Falta de comparecencia de las partes y rebeldía
Artículo 48º.-

  1. Salvo acuerdo en contrario de las partes, cuando, sin alegar causa suficiente a juicio de los Árbitros:
    1. El demandante no hubiere presentado la complementación a la demanda solicitada, conforme al artículo 43º parágrafo 4, en plazo, los Árbitros darán por terminadas las actuaciones, a menos que, oído el demandado, éste manifieste su voluntad de cumplir lo observado.
    2. La parte demandada no presente su contestación y no invoque causa justificada para ello el Tribunal Arbitral continuará las actuaciones, sin que esa omisión se considere como allanamiento o admisión de los hechos alegados por el demandante.
    3. Una de las partes no comparezca a una audiencia, no presente pruebas o no aproveche la oportunidad de hacer valer sus derechos en los plazos determinados, el Tribunal Arbitral continuará las actuaciones y dictará el Laudo en base a las pruebas que disponga.
    4. Cualesquiera de las partes, sin invocar causa suficiente, no cumpla con cualesquiera de las disposiciones o requisitos del presente Reglamento o con cualquiera instrucción del Tribunal, éste podrá sacar las conclusiones que considere apropiadas.
  2. La rebeldía de una de las partes no constituirá una presunción de verdad respecto a los hechos afirmados por quien obtuvo que se la declarare.
  3. Las notificaciones al rebelde se harán válidamente en la secretaría del Centro.

Ofrecimiento y recepción de pruebas
Artículo 49º.-

  1. Las partes tienen la carga de la prueba sobre los hechos en los cuales fundan sus pretensiones o sus defensas.
  2. Las pruebas deberán ser producidas dentro del plazo máximo de treinta (30) días computables a partir de la fecha de apertura del término de prueba dictado por el Tribunal Arbitral.
  3. El ofrecimiento y recepción de toda prueba debe notificarse a las partes o sus representantes, para efectos de validez. Particularmente, deberá ponerse a disposición de ambas partes los peritajes o los documentos probatorios en los que el Tribunal Arbitral pueda fundar su resolución.
  4. Durante las actuaciones, el Tribunal Arbitral, a solicitud de una de las partes o por iniciativa propia, podrá ordenar a cualesquiera de las partes que presente documentos u otras pruebas que considere necesarias o apropiadas y mandar a cualesquiera de las partes que ponga a disposición del Tribunal o de un experto designado por éste, o de la otra parte, cualquier bien en su posesión o bajo su control para someterlo a inspección o examen.
  5. El Tribunal determinará la admisibilidad, pertinencia e importancia de las pruebas presentadas, desestimando fundadamente en cualquier momento, aún durante su producción, aquellas pruebas o aspectos de las mismas, que considere irrelevantes, improcedentes, innecesarias o inconducentes para la resolución de la causa.
  6. La celebración de audiencias y reuniones del Tribunal Arbitral para examinar documentos, mercancías u otros bienes, se notificará con un plazo no menor de tres (3) días a la fecha de su realización. En caso necesario y conforme a circunstancias especiales, este plazo podrá ser ampliado o reducido por disposición del Tribunal Arbitral.

Nombramiento de peritos y comparecencia de testigos
Artículo 50º.-

  1. El Tribunal Arbitral podrá nombrar uno o más peritos, para que informen sobre materias que requieran conocimientos especializados.  Se transmitirá a las partes una copia del mandato al perito, establecido por el Tribunal, teniendo en cuenta las observaciones formuladas por las partes. Dicho experto deberá comprometerse a mantener la debida confidencialidad sobre las informaciones recibidas dentro del procedimiento arbitral.
  2. El mandato deberá requerir que el perito presente su informe al Tribunal dentro de los veinte (20) días hábiles siguientes a la fecha de recepción del mismo. Al mismo tiempo, dispondrá que las partes faciliten a los peritos el acceso a  la información, documentación y bienes requeridos para el cumplimiento de la función pericial.
  3. Una vez presentado el informe del perito, el Tribunal pondrá a disposición  de las partes, a quienes se ofrecerá la oportunidad de expresar por escrito su opinión sobre el informe. Cualesquiera de las partes podrá examinar cualquier documento invocado en su informe.
  4. Presentados los informes periciales, el Tribunal Arbitral, de oficio o a instancia de partes, podrá disponer la realización de audiencias, para que los peritos expliquen o complementen puntos específicos y controvertidos de dichos informes.
  5. La apreciación de la opinión de cualquiera de esos peritos sobre la cuestión o cuestiones que le han sido encargadas, queda sometida al poder de evaluación de dichas cuestiones por parte del Tribunal habida cuenta de todas las circunstancias del caso, a menos que las partes hayan acordado que la decisión del perito sea definitiva respecto de cualquiera cuestión específica.
  6. Las partes podrán ofrecer testigos para esclarecer hechos concretos sobre los cuales tienen evidencia personal.
  7. Antes de celebrar cualquier audiencia, el Tribunal podrá exigir a cada una de las partes que notifique la identidad de los testigos que desee convocar, así como el objeto de su testimonio y su importancia para el asunto en litigio.
  8. El Tribunal está facultado para tachar, limitar o rechazar la comparecencia de cualquier testigo o perito, por considerarlo innecesario, no pertinente, exista indicios de parcialidad hacia una de las partes o evidente incidencia en la credibilidad de sus afirmaciones.
  9. Cada una de las partes podrá interrogar, bajo el control del Tribunal, a cualquier testigo que presente una prueba oral. El Tribunal podrá formular preguntas en cualquiera etapa del examen de los testigos.
  10. Ya sea a elección de una de las partes o por decisión del Tribunal, el testimonio de los testigos podrá presentarse por escrito mediante declaraciones juradas o en otra forma, en cuyo caso, el Tribunal podrá supeditar la admisibilidad del testimonio a la comparecencia de los testigos a presentar un testimonio oral.
  11. Cada parte será responsable de los arreglos prácticos, los costos y la disponibilidad de los testigos que convoque.
  12. El Tribunal determinará si un testigo deberá o no retirarse en cualquier momento durante las actuaciones, particularmente durante el testimonio de otros testigos.

Formas de las Resoluciones Arbitrales
Artículo 51º.-

  1. Las resoluciones del Tribunal Arbitral son de tres clases:
    1. Providencias;
    2. Laudos interlocutorios;
    3. Laudo definitivo.
  2. Las Providencias de mero trámite serán dictados, sin sustanciación, en orden al desarrollo del proceso y dispondrán actos de mera ejecución, indicando el trámite que corresponda.
  3. Los Laudos interlocutorios abarcan las determinaciones que toma el Tribunal Arbitral en el curso del procedimiento arbitral, que definen situaciones de carácter provisional y con eficacia restringida a ese concreto asunto o actuación arbitral. Asimismo, tratan de las resoluciones del Tribunal Arbitral que definan postergaciones o suspensiones del procedimiento arbitral.
  4. Los Laudos definitivos que además de poner fin formalmente al procedimiento arbitral, resuelven definitivamente las cuestiones planteadas por las partes y sometidas a la decisión del Tribunal Arbitral.
  5. Los Laudos interlocutorios que se pronuncien en audiencia se harán constar en acta, en todo caso, contendrán la fecha de su pronunciamiento, la identificación del proceso y la mención de las partes intervinientes y de sus pretensiones.
  6. Es improcedente formular recurso alguno contra las resoluciones del Tribunal Arbitral, sean providencias o Laudos interlocutorios, pudiendo la parte afectada hacer constar su reclamo u observación a los fines posteriores de una causal de anulación conforme al capítulo VI de la Ley.
  7. Las Providencias de mero trámite serán pronunciados en audiencia. Las que deban dictarse en orden a peticiones de las partes en el plazo de cuarenta y ocho horas.

 

SECCIÓN III
CONCLUSIÓN EXTRAORDINARIA Y SUSPENSIÓN DEL PROCEDIMIENTO

Conclusión o suspensión de las actuaciones
Artículo 52º.-  

  1. Las actuaciones arbitrales concluirán con la dictación y notificación del Laudo ejecutoriado. Con anterioridad, en forma extraordinaria por disposición del Tribunal Arbitral, en los siguientes casos:
    1. Retiro de la demanda antes de su contestación, teniéndosela por no presentada;
    2. Desistimiento de la demanda, salvo oposición de la parte demandada si el Tribunal Arbitral reconoce un interés legítimo de su parte en obtener una solución definitiva de la controversia;
    3. Desistimiento de común acuerdo del procedimiento arbitral;
    4. Imposibilidad o falta de necesidad para proseguir las actuaciones, comprobada por el Tribunal Arbitral;
    5. Abandono del procedimiento arbitral por ambas partes por más de sesenta días, computable desde la última actuación.
  2. El Tribunal podrá sugerir que las partes intenten llegar a un acuerdo en cualquier momento en que el Tribunal lo considere apropiado.
  3. Si durante las actuaciones arbitrales las partes acordaren una Conciliación o transacción que resuelva la controversia, el Tribunal Arbitral dará por terminadas las actuaciones y hará constar la Conciliación o transacción en forma de Laudo arbitral y en los términos convenidos por las partes. El Tribunal no estará obligado a dar las razones en que se base tal Laudo.
  4. En el caso anterior, el Tribunal Arbitral dictará el Laudo con sujeción a lo dispuesto en este Reglamento. Este Laudo tendrá la misma naturaleza y efectos que cualquier otro dictado sobre el fondo de la controversia.
  5. El Laudo aceptado o la orden de conclusión del Arbitraje deberán estar firmados por el Árbitro o Árbitros de conformidad con el Artículo 53º y serán transmitidos por el Tribunal al Centro en un número de ejemplares originales suficientes para que corresponda uno a cada una de las partes, al Árbitro o Árbitros y al Centro. El Centro transmitirá un original del Laudo aceptado o de la orden de conclusión a cada una de las partes y a cada miembro del Tribunal Arbitral.
  6. Cuando la Conciliación o transacción fuere parcial, el procedimiento arbitral continuará respecto de los demás asuntos controvertidos no resueltos.
  7. Si antes de que se dicte el Laudo, se hace innecesaria o imposible la continuación del procedimiento arbitral por cualquier razón no mencionada en el parágrafo 3, el Tribunal comunicará a las partes su intención de concluir el Arbitraje. El Tribunal estará facultado para dictar dicha orden de conclusión del Arbitraje a menos que una parte haga valer razones fundadas para oponerse a esa orden dentro de un plazo que habrá de determinar el Tribunal.
  8. El Tribunal declarará las actuaciones cerradas cuando esté satisfecho de que las partes han tenido una adecuada oportunidad para presentar sus argumentos y pruebas.
  9. Si el Tribunal lo considera necesario en razón de circunstancias excepcionales, podrá decidir, por propia iniciativa o a petición de una de las partes, que se reabran las actuaciones que haya declarado cerradas en cualquier momento antes de que se dicte el Laudo.
  10. Las partes de común acuerdo y mediante comunicación escrita a los Árbitros, podrán suspender el procedimiento arbitral antes de dictado el Laudo, por un plazo máximo de cuarenta días a partir de la última notificación.

 

CAPITULO V
LAUDO ARBITRAL

Normas aplicables a la forma
Artículo 53º (de la Ley).-  

  1. El Laudo arbitral será escrito. Cuando se tenga más de un Árbitro, el Laudo será válido únicamente cuando esté firmado por la mayoría de los miembros del Tribunal Arbitral. En el Laudo deberá constar las razones de la falta de firma de quien no lo hizo.
  2. El Laudo arbitral será motivado, a menos que las partes hayan convenido otra cosa, o que se trate de un Laudo expedido en los términos convenidos por las partes conforme al artículo 51º de la Ley.
  3. El Árbitro disidente consignará por escrito las razones de su discrepancia o voto particular.

Normas aplicables al fondo
Artículo 54º (de la Ley).-  

  1. El Tribunal Arbitral decidirá en el fondo de la controversia con arreglo a las estipulaciones del contrato principal. Tratándose de un asunto de naturaleza comercial, tendrá además en cuenta los usos mercantiles aplicables al caso.
  2. Salvo pacto en contrario, el Tribunal Arbitral decidirá según la equidad y conforme a sus conocimientos y leal saber y entender.

Plazo y notificación
Artículo 55º (de la Ley).-  

  1. El Tribunal Arbitral dictará su Laudo en un plazo no mayor de ciento ochenta (180) días computables desde la fecha de aceptación de los Árbitros o desde el día de la última sustitución. Durante la vigencia del plazo originalmente pactado, dicho plazo podrá ser prorrogado por un máximo de sesenta (60) días.
  2. El Laudo se notificará a las partes mediante copia debidamente firmada por los Árbitros.

Contenido del Laudo
Artículo 56º (de la Ley).-  

Para su validez legal, el Laudo arbitral contendrá:

  1. Nombres, nacionalidad, domicilio y generales de Ley de las partes y de los Árbitros;
  2. Fecha y lugar en que se pronuncia el Laudo;
  3. Controversia sometida a Arbitraje;
  4. Fundamentación y planteamiento de la decisión arbitral;
  5. Las firmas de todos los miembros del Tribunal Arbitral, o de una mayoría de ellos.

Condenas y sanciones pecuniarias
Artículo 57º (de la Ley).- 

  1. En caso que el Laudo disponga el cumplimiento de una obligación pecuniaria, su parte resolutiva especificará la correspondiente suma líquida y determinada y el plazo para su cumplimiento. Tratándose de obligaciones de hacer o no hacer, el Laudo fijará un plazo prudencial para el cumplimiento de las mismas.
  2. Sin perjuicio de lo anterior, cualquiera fuere la naturaleza de la obligación que el Laudo disponga cumplir, el Tribunal Arbitral podrá establecer sanciones pecuniarias en beneficio del acreedor, por la eventual demora en el cumplimiento de tal obligación. Las sanciones pecuniarias serán progresivas y se graduarán conforme a las condiciones económicas y personales del responsable, siempre que las partes así lo hubieren convenido.

En aplicación del Artículo 58º parágrafo I de la Ley que faculta a la institución que administra un Arbitraje a regular las costas y gastos del Arbitraje, éste artículo queda redactado de la siguiente forma:

Costas y gastos
Artículo 58º.-

  1. El Arancel de Tasas Administrativas y Honorarios Profesionales será fijado por el CEBAC y cubrirá los honorarios de los Árbitros y los gastos administrativos del Centro.
  2. Salvo acuerdo en contrario, las partes pagarán adicionalmente los gastos propios que les corresponda soportar y los comunes por partes iguales.
  3. Los gastos comunes incluirán enunciativa y no limitativamente:
    1. Gastos documentados y justificados de los Árbitros;
    2. Remuneración del Secretario del Tribunal Arbitral;
    3. Retribuciones a peritos, intérpretes o cualquiera otra asistencia requerida por el Tribunal con arreglo al presente Reglamento;
    4. Todo otro gasto por servicios especiales efectuados por el Centro o solicitado por las partes.
  4. Corresponderá a cada parte los gastos propios siguientes:
    1. Inserción de anuncios o edictos que deban publicarse durante la tramitación del procedimiento;
    2. Legalización y protocolización de documentos;
    3. Honorarios del Árbitro Temporal y tramitación de medidas precautorias;
    4. Arreglos prácticos para la comparecencia de testigos de parte;
    5. Honorarios de abogados y representantes legales;
    6. Copias, certificaciones, testimonios y documentos que se soliciten a los Registros Públicos;
    7. Traducción de documentos presentados.
  5. Las partes deberán aportar la cantidad establecida por el CEBAC a título de provisión de fondos para atender las costas y gastos del Arbitraje.
  6. En el Arbitraje ad hoc, el Tribunal Arbitral fijará sus honorarios y los del secretario en su primera reunión. Notificadas las partes con los honorarios, éstas podrán aceptarlos o rechazarlos en un plazo máximo de tres (3) días. En caso de rechazo por cualesquiera de las partes, el Tribunal Arbitral las convocará a una audiencia dentro de las 48 horas siguientes, con el objeto de que puedan llegar a un acuerdo directo.
  7. La tasa de registro, los honorarios profesionales y los gastos administrativos del CEBAC vendrán determinados y publicados en el correspondiente Arancel, que podrá ser revisado periódicamente de acuerdo con las circunstancias.
  8. Tasa de Registro
    1. La Solicitud de Arbitraje estará sujeta al pago de una Tasa de Registro al Centro, que será reembolsable solamente terminado el procedimiento arbitral y una vez efectuada la rendición de cuentas de las provisiones recibidas y los gastos efectuados. El importe de la Tasa de Registro se fijará con arreglo al Arancel de Tasas Administrativas y Honorarios Profesionales del CEBAC aplicable en la fecha en la que el Centro reciba la Solicitud de Arbitraje. En Arbitrajes de carácter internacional, la Tasa de Registro no será reembolsable.
    2. A tiempo de presentar una demanda reconvencional, la parte demandada deberá abonar la Tasa de Registro que corresponda según la cuantía de la reconvención, separada de aquella cumplida con la Solicitud (demanda), sin cuyo pago el CEBAC no dará curso a la reconvención.
    3. El Centro no tomará medida alguna respecto de una Solicitud de Arbitraje o una reconvención hasta que se haya pagado la Tasa de Registro.
  9. Tasa Administrativa y Honorarios Profesionales
    1. El Centro fijará el importe de los gastos administrativos y los honorarios de los Árbitros, así como las modalidades y calendario de pago de conformidad con el Arancel de Tasas Administrativas y Honorarios Profesionales del CEBAC aplicable en la fecha en la que el Centro reciba la Solicitud de Arbitraje.
    2. El demandante y el demandado depositarán una suma igual cada uno como anticipo de los costos de Arbitraje a las que se alude en el inciso a), correspondiente al total expresado en el Arancel de Tasas Administrativas y Honorarios Profesionales del CEBAC según la cuantía en litigio antes del establecimiento del Tribunal Arbitral.
    3. En el transcurso del Arbitraje, el Centro o el Tribunal Arbitral podrá exigir a las partes que efectúen depósitos adicionales, según el tiempo empleado en el caso por el o los Árbitros, el monto en disputa y la complejidad del caso.
    4. En caso que la parte demandada no efectúe su provisión correspondiente en el plazo de diez (10) días posteriores al requerimiento, la parte demandante deberá satisfacer la provisión de la otra parte y el Tribunal Arbitral la consignará en el Laudo con imposición de sanciones pecuniarias establecidas en el parágrafo segundo del artículo anterior.
    5. Si no se ha cancelado la totalidad de la tasa administrativa y honorarios profesionales requerida conforme a los incisos b) y c), por cualesquiera de las partes, dentro de los quince (15) días siguientes al segundo recordatorio cursado por el Centro, se estimará que se ha retirado la demanda o la reconvención, o la ampliación de la demanda o de la reconvención, según el caso.
    6. En caso de reconvención, una vez cumplida la provisión de fondos, la Secretaría del CEBAC dará traslado de la reconvención a la otra parte para que, en el plazo de diez (10) días se pronuncie sobre la misma, requiriéndola para que aporte la nueva provisión de fondos que le corresponda antes de la contestación a la reconvención. En el caso de que no efectúe tal provisión, la parte que ha presentado la demanda reconvencional podrá satisfacer la provisión de la parte morosa, todo ello de conformidad con lo establecido en el presente Reglamento.
    7. Si se amplía la demanda o la reconvención, la tasa administrativa y los honorarios profesionales aumentarán de conformidad con el Arancel de Tasas Administrativas y Honorarios Profesionales del CEBAC aplicable en virtud del apartado a), y el demandante o el demandado, según proceda, deberá pagar el importe aumentado.
    8. Cuando el importe de la reconvención sea considerablemente superior al importe de la demanda o suponga el examen de asuntos significativamente diferentes, o cuando de otro modo parezca adecuado dadas las circunstancias, el Centro tendrá facultad para establecer dos depósitos separados a cuenta, respectivamente, de la demanda y de la reconvención. Si se establecen depósitos por separado, el demandante pagará la totalidad del depósito a cuenta de la demanda y el demandado pagará la totalidad del depósito a cuenta de la reconvención.
    9. El Tribunal comunicará oportunamente al Centro la cantidad reclamada en la demanda y en una eventual reconvención, así como cualquier aumento que deba aplicarse a esa cantidad.
    10. Dictado el Laudo, la Secretaría del Centro lo notificará a las partes, siempre que los gastos del Arbitraje hayan sido íntegramente pagados al CEBAC por una o ambas partes.
    11. Salvo pacto en contrario, en Arbitraje acelerado la parte que presente la Solicitud con la demanda o ampliación de la demanda o reconvención deberá depositar todo el importe solicitado por el Centro o Tribunal según el Arancel de Tasas Administrativas y Honorarios Profesionales del CEBAC en el plazo de diez (10) días de su requerimiento. Caso contrario, se estimará que se ha retirado la demanda o la reconvención, o la ampliación de la demanda o de la reconvención, según el caso.
  10. El Tribunal fijará en el Laudo las costas del Arbitraje, las cuales abarcarán:
    1. Los honorarios de los Árbitros;
    2. Gastos administrativos y retribuciones del servicio prestado por el CEBAC;
    3. Remuneración del Secretario del Tribunal Arbitral;
    4. Los gastos de viaje, comunicaciones y otros expendios documentados y justificados en los que hayan incurrido los Árbitros;
    5. Retribuciones por asesoramiento pericial o por cualquiera otra asistencia requerida por el Tribunal con arreglo al presente Reglamento;
    6. Sanciones procesales;
    7. Cualquier otro gasto necesario efectuado para la realización del procedimiento arbitral.
  11. En la medida de lo posible, las costas mencionadas se debitarán de los depósitos exigidos en virtud a este artículo.
  12. En el Laudo, las cantidades correspondientes a las costas podrán expresarse en cualquier moneda.
  13. El Tribunal podrá ordenar que una de las partes pague intereses simples o compuestos sobre cualquiera suma imputada a ésta. El Tribunal tendrá libertad para determinar la tasa de interés que considere apropiada sin estar obligado a aplicar tasas de interés legales y para fijar el período durante el cual se pagará ese interés.
  14. Salvo acuerdo en contrario de las partes y habida cuenta de todas las circunstancias del Arbitraje y su resultado, el Tribunal podrá ordenar a una parte, en el Laudo, que efectúe un pago parcial o total correspondiente a los gastos razonables en los que haya incurrido la otra parte al presentar su caso, incluyendo los gastos incurridos por concepto de representantes legales, testigos y honorarios profesionales de abogados.
  15. El Tribunal Arbitral solo podrá sancionar con el resarcimiento por efecto del daño emergente y no por el resarcimiento de daños especiales, indirectos, consecuenciales, ejemplarizantes o punitivos (lucro cesante).
  16. Las costas y los daños y perjuicios causados por medidas precautorias excesivas o abusivas podrán, a juicio del Tribunal, ser condenadas a quien obtuvo la medida, si la otra parte lo solicitare.
  17. El Tribunal Arbitral podrá imponer una sanción procesal a cualesquiera de las partes o sus respectivos asesores legales o mandatarios que hubieran actuado de mala fe durante el procedimiento arbitral o maliciosa y reiteradamente entrabado las actuaciones del o los Árbitros.  De ocurrir esta situación, la sanción consistirá en una multa en favor de la parte contraria que podrá alcanzar hasta el veinte por ciento del monto reclamado en la demanda. Ante imposibilidad de definir la cuantía en litigio, la sanción no podrá exceder el total de los costos del Arbitraje en cada caso. Asimismo, el Tribunal Arbitral podrá comunicar la sanción al colegio o asociación profesional del asesor legal o mandatario de la parte litigante de mala fe.
  18. Una vez dictado el Laudo, el CEBAC entregará a las partes una rendición de cuentas de las provisiones recibidas y los gastos efectuados, reembolsando el sobrante, si lo hubiere o recuperará de las partes todo importe adeudado.

Enmienda, complementación y aclaración
Artículo 59º.-

  1. Dentro de los tres (3) días siguientes a la notificación del Laudo, las partes podrán solicitar que el Tribunal Arbitral enmiende cualquier error de cálculo, copia, tipografía o de similar naturaleza, siempre que no se altere lo sustancial de la decisión. El mero error material podrá corregirse de oficio, aun en ejecución del Laudo.
  2. En la misma forma y en plazo similar, las partes podrán solicitar que el Tribunal Arbitral se pronuncie sobre algún punto omitido o de inteligencia e interpretación dudosa, para complementar o aclarar el Laudo. La enmienda, complementación o aclaración solicitada será despachada por el Tribunal Arbitral dentro de los diez (10) días siguientes a la solicitud. En caso necesario, este plazo podrá ser prorrogado por un término máximo de diez (10) días, con aceptación de las partes.
  3. Las enmiendas, complementaciones y aclaraciones del Laudo quedarán sujetas a las normas establecidas en los artículos 53º y 56º de la Ley.

Ejecutoria y efectos
Artículo 60º.- 

  1. El Laudo arbitral quedará ejecutoriado cuando las partes no hubieren interpuesto el recurso de anulación en el término hábil correspondiente, o cuando haya sido declarado improcedente el que se interpuso.
  2. El Laudo ejecutoriado tendrá valor de sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada y será de obligatorio e inexcusable cumplimiento desde la notificación a las partes con la resolución que así lo declare.

Cesación de funciones
Artículo 61º.-

El Tribunal Arbitral cesará en sus funciones al terminar las actuaciones arbitrales que incluyen los actos relativos a   la enmienda, complementación, aclaración y declaración de ejecutoria del Laudo, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 65º.

 

CAPITULO VI
ANULACIÓN DEL LAUDO

Recurso de anulación
Artículo 62º (de la Ley).- 

Contra el Laudo dictado por el Tribunal Arbitral sólo podrá interponerse recurso de anulación. Este recurso constituye la única vía de impugnación del Laudo arbitral, debe fundamentarse y basarse exclusivamente en las causales señaladas en el siguiente artículo.

Causales de anulación
Artículo 63º (de la Ley).-  

  1. La autoridad judicial competente anulará el Laudo arbitral, por las siguientes causales:
    1. Materia no arbitrable.
    2. Laudo arbitral contrario al orden público.
  2. La autoridad judicial competente también podrá anular el Laudo cuando la parte recurrente pruebe cualquiera de las siguientes causales:
    1. Existencia de los casos de nulidad o anulabilidad del convenio arbitral, conforme a normas del Código Civil.
    2. Falta de notificación con la designación de un Árbitro o con las actuaciones arbitrales.
    3. Imposibilidad de ejercer el derecho de defensa.
    4. Referencia del Laudo a una controversia no prevista en el convenio arbitral o inclusión en el mismo de decisiones y materias que exceden el referido convenio arbitral, previa separación de las cuestiones sometidas a Arbitraje y no sancionadas con anulación.
    5. Composición irregular del Tribunal Arbitral.
    6. Desarrollo  viciado  del procedimiento, que vulneren lo pactado,  lo establecido en el Reglamento adoptado o lo prescrito en la Ley.
    7. Emisión del Laudo fuera del plazo previsto por el artículo 55º parágrafo I de la Ley.
  3. La parte recurrente que durante el procedimiento arbitral omitiere plantear una protesta respecto de las causales señaladas, no podrá invocar la misma causal en el recurso de anulación.

Interposición, fundamentación y plazo
Artículo 64º (de la Ley).- 

  1. El recurso de anulación se interpondrá ante el Tribunal Arbitral que pronunció el Laudo fundamentando el agravio sufrido, en el plazo de diez (10) días computables a partir de la fecha de notificación con el Laudo o, en su caso, de la fecha de notificación con la enmienda, complementación o aclaración.
  2. De este recurso se correrá traslado a la parte contraria, que deberá responder dentro del mismo plazo. Vencido éste, el Tribunal Arbitral, con o sin respuesta del traslado corrido, concederá el recurso disponiendo el envío del expediente ante el juez de partido de turno en lo civil del correspondiente Distrito Judicial. La remisión del expediente se efectuará dentro del plazo de veinticuatro horas de la concesión del recurso.
  3. El Tribunal Arbitral rechazará sin mayor trámite cualquier recurso de anulación que fuere presentado fuera del plazo establecido por el presente artículo, o que no se encuentre fundado en las causales señaladas en el artículo 63º de la Ley.

Compulsa
Artículo 65º (de la Ley).-

Si el recurso fuere rechazado al margen de las previsiones del artículo anterior, la parte interesada podrá interponer recurso de compulsa ante el juez de partido de turno en lo civil, quien lo sustanciará conforme a lo dispuesto en el  Código de Procedimiento Civil.

Trámite del recurso
Artículo 66º (de la Ley).-

  1. Recibido el expediente por el juez de partido de turno en materia civil, decretará su radicatoria, actuación a partir de la cual se tendrá por domicilio legal de las partes la secretaría del juzgado.
  2. El Juez cuando se le solicite la anulación de un Laudo, podrá suspender las actuaciones de nulidad cuando corresponda y así lo solicite una de las partes, por el plazo que estime pertinente a fin de dar al Tribunal Arbitral la oportunidad de reanudar las actuaciones arbitrales o adoptar cualquier otra medida que a su juicio elimine las causas motivantes del recurso de anulación.
  3. El juez dictará resolución de vista sin mayor trámite, en el plazo de treinta (30) días, computable a partir de la fecha de ingreso del expediente a despacho.
  4. El juez conforme a su prudente criterio, podrá abrir un término probatorio de ocho (8) días, observando la regla del artículo 232º del Código de Procedimiento Civil.

Inadmisibilidad de recursos
Artículo 67º (de la Ley).-

La resolución de vista que resuelva el recurso de anulación no admite recurso alguno.

 

CAPITULO VII
RECONOCIMIENTO Y EJECUCIÓN DE LAUDOS


Auxilio judicial para ejecución
Artículo 68º (de la Ley).-

Consentido o ejecutoriado el Laudo y vencido el plazo fijado para su cumplimiento, la parte interesada podrá solicitar su ejecución forzosa ante la autoridad judicial competente del lugar donde se haya dictado el Laudo.

Solicitud de reconocimiento y ejecución
Artículo 69º (de la Ley).-

La parte que solicite el reconocimiento o la ejecución de un Laudo, acompañará a su demanda copias auténticas de los siguientes documentos:

    1. Convenio arbitral celebrado entre las partes;
    2. Laudo arbitral y enmiendas, complementaciones y aclaraciones;
    3. Comprobantes o constancias escritas de notificación a las partes con el Laudo.

Trámite de ejecución forzosa
Artículo 70º (de la Ley).-

  1. Radicada la solicitud, la autoridad judicial competente correrá la misma en traslado a la otra parte, para que la responda dentro de los cuatro (4) días de su notificación.
  2. La autoridad judicial aceptará oposiciones a la ejecución forzosa del Laudo, que se fundamenten documentadamente en el cumplimiento del propio Laudo o en la existencia de recurso de anulación pendiente. En este último caso, la autoridad judicial suspenderá la ejecución forzosa del Laudo, hasta que el recurso sea resuelto.
  3. La autoridad judicial desestimará sin trámite alguno las oposiciones fundadas en argumentos diferentes de los señalados en el parágrafo anterior, o cualquier incidente que pretenda entorpecer la ejecución solicitada. Las resoluciones que se dicten en esta materia, no admitirán impugnación ni recurso alguno. Está prohibido al juez ejecutor admitir recursos que entorpezcan la ejecución del Laudo siendo nula la resolución respectiva.
  4. La autoridad judicial rechazará de oficio la ejecución forzosa, cuando el Laudo esté incurso en alguna de las causales previstas por el artículo 63º parágrafo I de la Ley.

 

TITULO II
DEL ARBITRAJE COMERCIAL INTERNACIONAL
CAPITULO I
DISPOSICIONES ESPECIALES

Caracterización
Artículo 71º (de la Ley).-

  1. A los efectos de la Ley, un Arbitraje será de carácter internacional, en los casos siguientes:
    1. Cuando al momento de celebrar el convenio arbitral, las partes tengan sus establecimientos en Estados diferentes.
    2. Cuando el lugar de cumplimiento de una parte sustancial de las obligaciones o el lugar con el cual el objeto de la controversia tenga una relación más estrecha se encuentre fuera del Estado en el que las partes tienen sus establecimientos.
    3. Cuando las partes hubieren convenido expresamente que la materia arbitrable está relacionada con más de un Estado.
  2. A los efectos de determinar el carácter internacional de un Arbitraje, cuando una de las partes tenga más de un establecimiento para el ejercicio de sus actividades principales, se considerará aquel que guarde relación con el convenio arbitral.  Cuando una parte no tenga ningún establecimiento, se tomará en cuenta su residencia habitual.

Complementación normativa
Artículo 72º (de la Ley).-

  1. Las disposiciones de este Título se aplicarán al Arbitraje Internacional, sin perjuicio de lo previsto en los siguientes instrumentos:
    1. Convenio Interamericano sobre "Arbitraje Comercial Internacional", aprobado en Panamá el 30 de enero de 1975.
    2. Convenio sobre "Reconocimiento y Ejecución de Sentencias Arbitrales Extranjeras" aprobado en Nueva York el 10 de junio de 1958.
    3. Convenio Interamericano sobre "Eficacia Extraterritorial de Sentencias y Laudos Extranjeros", previa ratificación, aprobado en Montevideo el 8 de mayo de 1979.
    4. Convenio sobre "Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones entre Estados y Nacionales de otros Estados", aprobado en Washington el 18 de marzo de 1965.
  2. Cuando corresponda, las disposiciones del Título I de la Ley relativas al Arbitraje en general, se aplicarán con carácter supletorio a las disposiciones especiales de este Título II así como las previsiones contenidas en los instrumentos referidos en el parágrafo anterior.

Normas aplicables al fondo
Artículo 73º (de la Ley).-

  1. El Tribunal Arbitral decidirá la controversia con sujeción a las normas legales elegidas por las partes, como aplicables al fondo de la controversia. Salvo que se exprese lo contrario, se entenderá que toda indicación o referencia al ordenamiento jurídico de un Estado se refiere al Derecho Sustantivo de ese Estado y no a sus normas de conflicto de Leyes.
  2. Cuando las partes no señalen la Ley aplicable, el Tribunal Arbitral aplicará las reglas de derecho que estime convenientes.
  3. El Tribunal Arbitral, decidirá como amigable componedor sólo si las partes lo hubieran autorizado en forma expresa.
  4. En todos los casos, el Tribunal Arbitral decidirá con arreglo a las estipulaciones del contrato y tendrá en cuenta los usos mercantiles aplicables al caso.

Capacidad contractual
Artículo 74º (de la Ley).-

La capacidad de las partes para otorgar el convenio arbitral por sí mismas o en representación de otra persona, será la que establezca la Ley del lugar de su domicilio, establecimiento principal o residencia habitual, salvo que la Ley boliviana sea más favorable a la validez del convenio arbitral.

Normas aplicables a la forma
Artículo 75º (de la Ley).-

  1. La validez sustancial o formal de un convenio arbitral internacional, que podrá adoptar una forma escrita, se rige por la Ley elegida por las partes.
  2. A falta de acuerdo de partes, la validez sustancial o formal de dicho convenio se rige por la Ley del lugar de su celebración.

Validez del convenio arbitral
Artículo 76º (de la Ley).-

Cuando el Estado Boliviano o cualquier otra persona jurídica nacional de Derecho Público haya celebrado válida y legalmente un convenio arbitral, la arbitrabilidad de la controversia no podrá ser cuestionada ni objetada, en supuesto amparo del ordenamiento jurídico interno o de falta de capacidad para ser parte del convenio arbitral.

Idioma
Artículo 77º (de la Ley).-

  1. Las partes podrán acordar libremente el o los idiomas que deban utilizarse en las actuaciones arbitrales. A falta de acuerdo, el Tribunal Arbitral determinará el o los idiomas a emplearse.
  2. Se presume que el acuerdo sobre el idioma, comprende a todos los escritos de las partes, audiencias, notificaciones, actuaciones escritas, comunicaciones, Laudo y demás actos arbitrales.
  3. El Tribunal Arbitral podrá ordenar que cualquiera prueba documental sea acompañada de una traducción al idioma o idiomas convenidos por las partes o determinados por el Tribunal Arbitral, suscrita por perito autorizado.

Árbitros
Artículo 78º (de la Ley).-

  1. La nacionalidad de una persona no constituirá impedimento para que asuma la función arbitral.
  2. Cuando se tenga que designar un Árbitro único o un tercer arbitro, la autoridad judicial competente tendrá en cuenta la conveniencia de nombrar un Árbitro de nacionalidad distinta a la de las partes.

 

TITULO III
REGLAMENTO DE CONCILIACIÓN
DISPOSICIONES


En aplicación de los Artículos 87º parágrafo III y 89º de la Ley que faculta a la Institución especializada a determinar los reglamentos en Conciliación y establecer un Arancel de Honorarios de Conciliadores y de Gastos Administrativos, éstos quedan redactados de la siguiente forma:

Inicio de la Conciliación
Artículo 79º.-

  1. La Conciliación podrá ser iniciada por personas naturales o jurídicas, para la solución de mutuo acuerdo de cualquiera controversia susceptible de transacción, antes o durante la tramitación de un proceso judicial.
  2. Las partes podrán solicitar la Conciliación en forma conjunta o  separada ante el Centro, existiendo o no un acuerdo de Conciliación previo, presentando por escrito una solicitud de Conciliación al Centro de Conciliación del CEBAC.

Solicitud
Artículo 80º.-

  1. La Solicitud de Conciliación será presentada por escrito ante el Centro, debiendo contener o ir acompañada de:
    1. El nombre de la persona natural o jurídica solicitante, cédula de identidad, domicilio u otra dirección donde desea recibir la invitación;
    2. Los nombres, direcciones y números de teléfono, fax, correo electrónico o cualquiera otra referencia de las partes en la controversia;
    3. Si corresponde, el nombre del representante de la parte que presenta la Solicitud de Conciliación, domicilio u otro lugar donde recibirá la invitación;
    4. Si existiere, el texto del acuerdo de Conciliación;
    5. El nombre de la persona natural o jurídica del invitado a conciliar, domicilio o dirección del lugar o centro laboral donde se enviará la invitación;  
    6. Una breve descripción de la naturaleza de la controversia.
  2. Serán admitidas las solicitudes verbales efectuadas por los solicitantes, en cuyo caso los datos serán registrados directamente por el Centro en formulario de Solicitud de Conciliación.            
  3. Para el caso en que el solicitante desconociera el domicilio o lugar de trabajo del invitado a conciliar, señalará este hecho en su Solicitud, en cuyo caso,  se extenderá el Acta declarando que la Conciliación no se realizó por este hecho.

Fecha de inicio de la Conciliación
Artículo 81º.-

La fecha de inicio de la Conciliación será aquella en la que el Centro reciba la Solicitud de Conciliación.

Plazo para cursar la invitación a Conciliar
Artículo 82º.-

Recibida la Solicitud, el Centro procederá a informar por escrito a las partes que ha recibido la Solicitud de Conciliación en el plazo improrrogable de cinco días hábiles y les comunicará la fecha de inicio de la Conciliación.

Responsabilidad
Artículo 83º.-

  1. El Centro será responsable de la entrega de la invitación, que podrá efectuarse por el medio que considere más efectivo, para garantizar la presencia del invitado a Conciliar.
  2. Para constancia se consignará el nombre, apellidos y firma del receptor, y, en su caso, la negativa a recibirla, especificando los argumentos que pudieran exponerse para su rechazo. Asimismo, registrará cuando no hubiere ubicado el domicilio o se hubiera producido un cambio del mismo.

Contenido de la invitación
Artículo 84º.-

La invitación a Conciliar contendrá:

  1. El nombre de la persona natural o jurídica invitada a conciliar, así como el domicilio o lugar de trabajo;
  2. El domicilio y demás datos del CEBAC;          
  3. El nombre de la persona natural o jurídica solicitante de la Conciliación;     
  4. El asunto sobre el que se desea conciliar;  
  5. Síntesis informativa de la Conciliación en general y de sus ventajas en particular; 
  6. Fecha de la invitación; 
  7. Día y hora de la sesión de  Conciliación;
  8. Nombre, apellidos y firma del Conciliador si hubiere o del responsable del Centro.

Nombramiento del Conciliador
Artículo 85º.-

  1. A menos que las partes hayan llegado a un acuerdo sobre la persona que actuará como Conciliador o sobre otro método para su nombramiento, después de consultar a las partes, el Centro nombrará al Conciliador de la nómina de Conciliadores registrados en el Centro según especialidad y la materia relativa al conflicto. En todo caso el Conciliador designado deberá estar debidamente acreditado por el órgano Estatal correspondiente y con matrícula vigente.
  2. Se considerará que, al aceptar su nombramiento, el futuro Conciliador se compromete a dedicar el tiempo suficiente para permitir que la Conciliación se realice con prontitud y eficacia.
  3. Conforme a las Normas de Ética del CEBAC, el futuro Conciliador deberá suscribir una Declaración Jurada al momento de aceptar el cargo, en la que tendrá la obligación de informar a las partes y al Centro sobre posibles causales de recusación u otras circunstancias  que pudieren comprometer su imparcialidad, objetividad e independencia.

Representación de las partes y participación en las reuniones
Artículo 86º.-

  1. Inmediatamente después del nombramiento del Conciliador, cada una de las partes comunicará a la otra, al Conciliador y al Centro los nombres y las direcciones de las personas autorizadas para representarla, y los nombres y los cargos de las personas que asistirán, en nombre de esa parte, a las reuniones con el Conciliador.
  2. El acto conciliatorio es personal. No obstante, las personas autorizadas para representar a cualesquiera de las partes, deberán ser acreditadas mediante poder especial otorgado al efecto, en cuyo caso supone la declaración de voluntad del representante que interviene a nombre, por cuenta y en interés del representado, surtiendo todos sus efectos legales conforme lo determinado por el Artículo 87º parágrafo II de la Ley.
  3. Las personas naturales o jurídicas domiciliadas en el extranjero, podrán nombrar un mandante para conciliar en su nombre y representación. Si correspondiere, estará debidamente traducido.

Observación de reglas
Artículo 87º.-

Con carácter previo a la realización de las sesiones de Conciliación, deberán observarse las siguientes reglas:

  1. Las partes acordarán la manera de llevar a cabo la Conciliación. Si las partes no lo hicieran, y en la medida en que éste sea el caso, el Conciliador determinará, de conformidad con este Reglamento, la manera en que se ha de llevar a cabo el procedimiento conciliatorio.
  2. Las partes podrán asesorarse de personas de su confianza, sean letradas o no. Cuando en criterio del Conciliador la presencia de esas personas, perturben o impidan el desarrollo de la sesión, o sea objetada por la otra parte con expresión de causa, pedirá su retiro de la sala de Conciliación, velando por la equidad de las partes.
  3. En caso de ser aceptada la presencia de los asesores, las partes podrán efectuar las consultas necesarias, pero, no tendrán derecho a voz ni podrán interferir en las decisiones arribadas.
  4. Cada parte cooperará de buena fe con el Conciliador para que la Conciliación se realice con la mayor prontitud y eficacia.
  5. El Conciliador tendrá libertad para reunirse y comunicarse separadamente con una parte, quedando entendido que la información facilitada en tales reuniones y comunicaciones no será divulgada a la otra parte sin la autorización expresa de la parte que facilite la información.
  6. En cualquier momento de la Conciliación, el Conciliador podrá proponer que una de las partes proporcione la información o los materiales adicionales que el Conciliador considere oportunos.
  7. En todo momento, cualquiera de las partes podrá someter al Conciliador, únicamente para su consideración, toda información escrita o material que considere confidencial. El Conciliador no divulgará, sin la autorización por escrito de esa parte, tales informaciones o materiales a la otra parte.

Convenio de sometimiento a la Conciliación
Artículo 88.-

Las partes que soliciten la intermediación del Centro para resolver sus diferencias, deberán suscribir un Convenio de Sometimiento a la Conciliación en el CEBAC. Este convenio contendrá:

  1. Identificación de las partes;
  2. Relación de los hechos más relevantes en orden cronológico que dan lugar a la controversia;
  3. La voluntad de las partes a someterse al presente Reglamento en Conciliación y observar las Reglas procesales aplicables al procedimiento de Conciliación del CEBAC;
  4. Designación del Conciliador y Co conciliador;
  5. Relación de actuaciones procedimentales estimadas;
  6. Especificación de los asesores, peritos y abogados que podrán intervenir por cada una de las partes;
  7. El compromiso de las partes para facilitar las actuaciones del Conciliador y los requerimientos que éste pudiera solicitar en el transcurso del procedimiento;
  8. La decisión de suspender toda actuación judicial que cualesquiera de las partes haya iniciado o este en proceso de realizar, así como toda otra medida de presión vigente;
  9. El compromiso de cumplir las obligaciones asumidas en el Acta de Conciliación;
  10. La forma de cancelación de la tasa administrativa y honorarios del Conciliador así como de todo otro gasto común y de aquellos correspondientes a cada una de las partes;
  11. El compromiso de que el proceso será sujeto a Arbitraje en caso de que no se pueda llegar  a una solución total de la controversia;
  12. Asimismo el convenio podrá incluir toda otra cláusula que las partes vean convenientes.

Procedimiento de Conciliación
Artículo 89º.-

  1. Tan pronto como sea posible después de su nombramiento, el Conciliador fijará, en consulta con las partes, las fechas en las que cada parte deba presentar al Conciliador y a la otra parte un resumen de los antecedentes de la controversia, las demandas y los argumentos de parte en relación con la controversia y la situación actual de la misma, junto con cualquiera otra información y material que la parte considere necesarios a los efectos de la Conciliación y, en particular, para permitir que se identifiquen las cuestiones controvertidas.
  2. Cuando las dos partes asisten a la primera sesión, el Conciliador promoverá el diálogo y eventualmente, podrá proponer fórmulas de solución no obligatorias. Si a la conclusión de la sesión las partes manifiestan su deseo de no conciliar, se dará por concluida la sesión, en cuyo caso, las partes, suscribirán el Acta sin acuerdo.
  3. Si el asunto sometido a Conciliación se resolviera en más de una sesión, expresamente se registrará el hecho en el Acta respectiva, señalando en ese mismo momento, día y hora de prosecución de la misma.
  4. Concluido el procedimiento conciliatorio, el Centro está obligado a extender a cada una de las partes un original del Acta de Conciliación.

Funciones del Conciliador
Artículo 90º.-

  1. El Conciliador promoverá la solución de las cuestiones en controversia entre las partes del modo que considere apropiado, pero no tendrá autoridad para imponer una solución a las partes.
  2. Cuando el Conciliador estime que cualesquiera de las cuestiones controvertidas entre las partes no puedan ser resueltas a través de la Conciliación, podrá proponer a las partes, otros procedimientos o medios que considere más apropiados para resolver tales cuestiones, teniendo en cuenta las circunstancias de la controversia y cualquiera relación comercial existente entre las partes, de la manera más eficaz, menos onerosa y más productiva que sea posible. En particular, el Conciliador podrá proponer en su caso:
    1. Pericia Arbitral de una o más cuestiones específicas.
    2. Arbitraje.
    3. Evaluación Neutral.
    4. Arbitraje-Mediación por el cual el Árbitro, luego de valorar los elementos de prueba ofrecidos por las partes, llega a un Laudo arbitral, el que no lo da a conocer a las partes, sino que lo guarda en sobre sellado. Luego invita a las partes a leer juntas lo decidido o comenzar a negociar y se retira. Si éstas comienzan a negociar y no abren el sobre, el Árbitro actúa como mediador. Si las parten llegan a una solución, el contenido del Laudo no se da a conocer. De lo contrario, si las partes no llegan a un acuerdo el Árbitro dará a conocer el Laudo emitido anteriormente.
    5. Medaloa o presentación por cada parte de ofertas finales de solución y, en ausencia de solución a través de la Conciliación, la realización de un Arbitraje sobre la base de esas últimas ofertas y con arreglo a un procedimiento arbitral en el que la misión del Tribunal Arbitral se circunscriba a determinar cuál de las ofertas finales prevalecerá.
    6. Un Arbitraje en el que el Conciliador actúe, con el consentimiento expreso de las partes, como Árbitro único, entendiéndose que el Conciliador podrá tener en cuenta en el procedimiento arbitral la información recibida durante la Conciliación.

Asuntos de violencia familiar
Artículo 91º.-

En los asuntos relativos a violencia familiar, el Conciliador observará las siguientes reglas:

  1. Realizar entrevistas por separado con la víctima y el agresor, antes de la celebración de la sesión conciliatoria, para evaluar la situación de ambos y determinar la conveniencia o no de celebrar la audiencia conciliatoria.
  2. Informar a la víctima sobre sus derechos, los fines y alcances de la Conciliación, así como las posibles alternativas de solución al conflicto.   
  3. Velar por la seguridad de la víctima antes, durante y después de la audiencia de Conciliación, minimizando los riesgos que pudieran presentarse a raíz de su intervención. 
  4. Cuidar de que la víctima participe libremente en la Audiencia de Conciliación, sin coacción de ninguna naturaleza. Caso contrario, suspenderá el procedimiento hasta que existan las condiciones necesarias que garanticen la libre decisión de la víctima.

Carácter confidencial
Artículo 92º.-

  1. No se podrá registrar de manera alguna ninguna de las reuniones que las partes celebren con el Conciliador.
  2. Toda persona que participe en la Conciliación, incluidos, en particular, el Conciliador, las partes y sus representantes y asesores, todo experto independiente y cualquier otra persona presente en las reuniones de las partes con el Conciliador, deberá respetar el carácter confidencial de la Conciliación y, a menos que las partes y el Conciliador lleguen a un acuerdo en contrario, no podrá utilizar ni divulgar a ninguna parte ajena a la Conciliación ninguna información relativa a la Conciliación, ni obtenida durante la misma. Antes de participar en la Conciliación, cada una de estas personas firmará un compromiso de confidencialidad apropiado.
  3. Salvo acuerdo en contrario de las partes, toda persona que participe en la Conciliación devolverá, al final de la Conciliación, a la parte que lo haya proporcionado, todo escrito, documento u otro material proporcionado por esa parte, sin conservar copia alguna de los mismos. Al término de la Conciliación, se destruirán los apuntes que haya tomado una persona sobre las reuniones de las partes con el Conciliador.
  4. Salvo acuerdo en contrario de las partes, el Conciliador y las partes no presentarán como prueba ni invocarán por ningún otro concepto, en un procedimiento judicial o de Arbitraje:
    1. Las opiniones expresadas o las sugerencias hechas por una de las partes respecto de una posible solución de la controversia;
    2. Todo reconocimiento efectuado por una de las partes durante la Conciliación;
    3. Cualquiera propuesta formulada u opinión expresada por el Conciliador;
    4. El hecho de que una parte haya indicado o no su voluntad de aceptar una propuesta de solución formulada por el Conciliador o por la otra parte.

Conclusión de la Conciliación
Artículo 93º.-

  1. La Conciliación concluirá:
    1. Cuando las partes firmen un acuerdo de solución que se refiera a todas o algunas de las cuestiones en controversia entre las partes.
    2. Por decisión del Conciliador si, a su juicio considera poco probable que la prolongación de la Conciliación permita solucionar la controversia.
    3. Por decisión escrita de una de las partes, en cualquier momento después de asistir a la primera reunión de las partes con el Conciliador y antes de la firma de cualquier acuerdo de solución.
    4. En caso de que cualesquiera de las partes no asista a más de tres sesiones alternativa o consecutivamente.     
    5. Si transcurridos quince (15) días desde el segundo recordatorio por escrito del Centro, una parte no ha pagado el depósito requerido.
  2. Una vez concluida la Conciliación, el Conciliador notificará al Centro por escrito y sin demora que la Conciliación ha concluido e indicará la fecha de conclusión; asimismo indicará si la Conciliación tuvo como resultado la solución de la controversia y, en tal caso, si la solución fue total o parcial. El Conciliador transmitirá a las partes un ejemplar de la notificación enviada al Centro.
  3. El Centro mantendrá la confidencialidad de la notificación del Conciliador y no divulgará, sin la autorización escrita de las partes, la existencia ni el resultado de la Conciliación.
  4. No obstante, el Centro podrá incluir información relativa a la Conciliación en las estadísticas globales que publica acerca de sus actividades y aquellas que, por mandato legal, debe presentar semestralmente al Ministerio de Justicia, a condición de que tal información no permita que se revele la identidad de las partes ni las circunstancias particulares de la controversia.

Modalidades del Acta de Conciliación
Artículo 94º.-

  1. El Acta de Conciliación es el instrumento jurídico que expresa la manifestación libre y voluntaria de las partes en la Conciliación, pudiendo ser total, parcial, de inasistencia y sin acuerdo.
  2. Si el acuerdo conciliatorio fuera parcial, contendrá expresamente los puntos respecto de los cuales se hubiera llegado a solución, cuya decisión será respetada por la autoridad judicial, para el caso de llegar a juicio por el no acuerdo de los puntos no conciliados.
  3. Cuando la Conciliación no se hubiera realizado, se dejará constancia de este hecho en el Acta, así como las razones que lo hubieran motivado. En ningún caso se dejará constancia de las propuestas o posiciones de las partes.

Contenido del Acta de Conciliación
Artículo 95º.-

El Acta de Conciliación deberá contener:

    1. Lugar, fecha y hora de suscripción;         
    2. Nombres, apellidos, domicilios declarados, cédulas de identidad de las partes;
    3. Nombres, apellidos, cédula de identidad, número de matrícula, domicilio del Conciliador;
    4. Acuerdos arribados de manera expresa, clara y determinada;
    5. Firma e identificación de firma de las partes, en su caso, la impresión de sus huellas digitales;
    6. Nombre y Dirección del Centro.

Obligaciones Ciertas, Expresas y Exigibles
Artículo 96º.-

Las partes, al momento de suscribir el Acta de Conciliación, adquieren obligaciones ciertas, expresas y exigibles,  entendidas en el siguiente sentido:

    1. Ciertas, cuando se encuentran perfectamente descritas en el Acta de Conciliación. No será óbice el que las prestaciones a las que se obligan las partes, fueran señaladas en términos genéricos. 
    2. Expresas, cuando consten por escrito en las Actas de Conciliación.
    3. Exigibles, cuando las partes señalen el momento  a partir del cual, puede cada una de ellas exigir a la otra, el cumplimiento de las obligaciones voluntariamente adquiridas, debiendo aclarar el lugar y modo de su cumplimiento.

Suspensión de la aplicación del plazo de prescripción estipulado
por la legislación aplicable
Artículo 97º.-

Las partes convienen en que, en la medida en que lo permita la Ley aplicable, se suspenderá el cómputo del plazo de prescripción previsto en la legislación aplicable a la controversia que sea objeto de la Conciliación, desde la fecha de comienzo de la Conciliación hasta la fecha de conclusión de la Conciliación.

Conciliación en materia Familiar
Artículo 98º.-

A las demandas de separación o de disolución matrimonial que pudieran plantear las partes, con posterioridad a la Conciliación efectuada, se anexará el Acta de Conciliación acordada, la que será admitida por la autoridad competente, previa homologación y sin mayor requisito de formalidad.

Co conciliación
Artículo 99º.-

  1. Tomando en cuenta que la Co conciliación consiste en la intervención de dos profesionales que coadyuvan en el proceso conciliatorio para la adecuada solución de los conflictos que resultaren complejos o que precisaran de la intervención de un profesional especializado en alguna materia, su aplicación dependerá de los resultados de la evaluación efectuada por el Conciliador.
  2. Al ser los efectos jurídicos de los asuntos sometidos a la Co conciliación los mismos que otorga la  Ley y el Reglamento al acto, procedimiento y Acta de Conciliación, el Co conciliador, deberá también suscribir el Acta respectiva.
  3. Podrán asumir las funciones de Co conciliadores, los acreditados y registrados por el órgano Estatal correspondiente. Las normas procesales aplicables a la Co conciliación, serán las establecidas para la Conciliación.

Tasa de Registro
Artículo 100º.-

  1. La Solicitud de Conciliación estará sujeta al pago de una Tasa de Registro  cuyo importe se fijará de conformidad con el Arancel de Tasas que esté en vigor en la fecha de la Solicitud de Conciliación.
  2. La Tasa de Registro no será reembolsable.
  3. El Centro no tomará medida alguna respecto de una Solicitud de Conciliación mientras no se pague la Tasa de Registro.
  4. Si la parte que ha presentado una Solicitud de Conciliación no paga la Tasa de Registro dentro de los quince (15) días siguientes al segundo recordatorio por escrito del Centro, se considerará que esa parte ha retirado la Solicitud de Conciliación.

Honorarios del Conciliador
Artículo 101º.-

  1. El Centro determinará el importe de los honorarios del Conciliador, así como las modalidades y calendario de pago tras consultar con el Conciliador y las partes.
  2. Salvo acuerdo en contrario de las partes y el Conciliador, se calculará el importe de los honorarios sobre la base de las tasas indicativas por hora o, cuando proceda, por día, que figuren en el arancel de honorarios del Conciliador aplicable en la fecha de la Solicitud de Conciliación, teniendo en cuenta la cuantía en disputa, la complejidad del objeto de la controversia y cualquier otra circunstancia pertinente al caso.

Depósitos
Artículo 102º.-

  1. Al nombrar al Conciliador, el Centro podrá exigir a cada parte que deposite una suma igual, por concepto de anticipo de las costas de la Conciliación, incluidos, en particular, los honorarios estimados del Conciliador y cualquier otro gasto relacionado con la Conciliación. El Centro determinará el importe del depósito según el Arancel de Tasas Administrativas y Honorarios Profesionales del CEBAC.
  2. El Centro podrá exigir a las partes que efectúen depósitos adicionales.
  3. Si transcurridos quince (15) días desde el segundo recordatorio por escrito del Centro, una parte no ha pagado el depósito requerido, se estimará que la Conciliación ha concluido. El Centro notificará por escrito este hecho a las partes y al Conciliador e indicará la fecha de conclusión.
  4. Una vez concluida la Conciliación, el Centro entregará a las partes un estado de cuentas de los depósitos recibidos y reembolsará a las partes el saldo no utilizado o solicitará a las partes todo importe adeudado.

Costas
Artículo 103º.-
Salvo acuerdo en contrario de las partes, la tasa administrativa, los honorarios del Conciliador y todos los demás gastos de la Conciliación, incluidos en particular, los gastos de viaje del Conciliador y todos los gastos en que se incurra para obtener la opinión de expertos, serán cubiertos a partes iguales.

Exención de responsabilidad
Artículo 104º.-

Salvo en caso de falta deliberada, el Conciliador y el Centro no serán responsables ante ninguna parte por ningún acto u omisión en relación con cualquiera Conciliación realizada de conformidad con el presente Reglamento.

 

TITULO IV
REGLAMENTO DE EVALUACIÓN NEUTRAL
DISPOSICIONES


Inicio de la Evaluación Neutral
Artículo 105º.-

  1. La Evaluación Neutral Previa es el procedimiento por el cual las partes pueden obtener una evaluación experta y neutral de sus controversias en una etapa inicial a la disputa. Esta evaluación pretende restaurar o facilitar la comunicación entre las partes sobre la base de un análisis neutral especializado de cada una de las disputas particulares presentadas a este procedimiento.
  2. Las partes podrán solicitar la Evaluación Neutral en forma conjunta o separada ante el Centro, existiendo o no un acuerdo previo, presentando por escrito una solicitud al CEBAC.

Procedimiento
Artículo 106º.-

  1. El Centro convocará a las partes a una sesión preparatoria en la que se deberá suscribir un documento de confidencialidad, convenir el procedimiento y demás cuestiones concernientes con el procedimiento.
  2. El Evaluador Neutral deberá ser seleccionado de la lista de Asesores Neutrales del CEBAC o en su defecto de las listas de Árbitros del Centro, por acuerdo de ambas partes. En su caso se aplicará lo establecido en el artículo 18º, parágrafo 2.
  3. Se procederá según el procedimiento de Arbitraje del CEBAC y en especial conforme a las reglas pertinentes al Arbitraje Acelerado establecidas en los artículos 17º.3; 18º; 21º.2; 27º.2; 47º.11 y 58º.8.k) de este Reglamento.
  4. A no ser que las partes convengan lo contrario con el Evaluador Neutral y el CEBAC, la administración del Centro aplicará un Arancel de Tasas Administrativas y Honorarios Profesionales determinado sobre la base de tres criterios: el tiempo empleado en el caso por el Evaluador Neutral; el monto en disputa y la complejidad del caso. Asimismo se deberá cancelar el costo de los peritos y/o de los traductores, servicios especiales solicitados por las partes, gastos de viaje, comunicaciones y otros expendios documentados y justificados en los que hayan incurrido el Evaluador Neutral y la Administración del CEBAC.
  5. La audiencia de Evaluación Neutral se limitará a dos (2) horas, a no ser que la naturaleza del caso amerite más tiempo y las partes decidan ampliar este plazo.
  6. La participación en una Evaluación Neutral es voluntaria. El resultado de la  Evaluación Neutral  es vinculante solo por consentimiento mutuo de las partes.
  7. Si las circunstancias lo ameritan, el Evaluador Neutral buscará el avenimiento total o parcial de las partes mediante un procedimiento previo de Conciliación o Transacción.

En este caso, el Evaluador Neutral  dará por terminadas las actuaciones y hará constar la conciliación o transacción en forma de laudo arbitral y en los términos convenidos por las partes. Esto puede suceder en la sesión preparatoria, durante el curso del procedimiento o durante la audiencia, antes de que el asesor neutral haya entregado su informe.

 

El presente Reglamento de Arbitraje  y Conciliación fue aprobado por el CEBAC a los 16 días del mes de enero de 2007 años.